Local
En Meoqui

Aves migratorias ¡Un espectáculo!

Al país arriban alrededor de mil especies de aves de las cuales 500 especies llegan al estado de Chihuahua y donde este humedal alberga a 250 especies aproximadamente

Heriberto Barrientos/El Diario

martes, 15 noviembre 2022 | 07:02

Chihuahua, Chih.- Miles de aves migratorias y otras endémicas comenzaron a llegar al humedal internacional “Sitio Ramsar 2047” en el río San Pedro en Meoqui. Al país llegan alrededor de mil especies de aves de las cuales 500 especies aproximadamente llegan al estado de Chihuahua y donde este humedal alberga a 250 especies aproximadamente.

El río San Pedro tiene la mitad de las aves que llegan al estado y representan la cuarta parte de las que llegan al país.

A finales de este mes, se espera que lleguen los pelícanos desde Canadá, los cuales por el fuerte invierno buscan climas más templados.

Autoridades del municipio de Meoqui proporcionaron a El Diario imágenes de los pájaros que permanecen desde el pasado fin de semana en la zona.

El tramo del río San Pedro-meoqui se encuentra al centro de la Cuenca, es el paso de un caudal intermitente que proviene de la Sierra Tarahumara, en el municipio de Guerrero, en donde nace esta corriente alimentada por varios arroyos y ríos.

Alberga especies como la mojarra tilapia, la mojarra criolla, que constituyen básicamente el alimento de las aves del sitio y las migratorias que eligieron este Humedal para pasar la época de invierno.

Este sitio recibe cada invierno aves como pato cabeza roja, garza blanca y pelícano blanco; se han registrado avistamientos de más de doscientas especies, entre los que destacan el águila, halcón, ganso, correcaminos, patos, palomas, colibrí, pájaro carpintero, incluso el rascón azteca (Rallus tenuirostris) ave endémica y en peligro de extinción, entre otros.

Un Humedal debe ser considerado de importancia internacional si sustenta especies vegetales y/o animales cuando se encuentran en una etapa crítica de su ciclo biológico o les ofrece refugio cuando prevalecen condiciones adversas, tal es el caso de patos, pelícanos y garzas que emigran desde el sur de Canadá y norte de Estados Unidos y llegan al vado de Meoqui en busca de alimento y un clima más templado.

La migración de estas aves es básicamente por instinto de supervivencia y en su paso hacia los sitios en que se reproducen, encuentran un refugio idóneo en las aguas del Vado de Meoqui. Las garzas, patos y pelícanos que visitan durante el invierno este lugar encuentran en este sitio un oasis a su paso por el gran desierto chihuahuense, pues son muy pocos los sitios donde se puede encontrar agua y alimento, por lo que el 50 por ciento del total de las aves que llegan al estado, arriban a este municipio.

De la vegetación más representativa del sitio son el huizache, mezquite, sauce llorón y el álamo, que predominan en ambos márgenes del río y de la fauna se registran conejos, liebres, zorrillo y gato montés.