Local

Azucena… otra víctima de la violencia

La mujer tiene un año desaparecida; culpan a su expareja

Bernardo Islas / El Diario

martes, 07 julio 2020 | 12:37

Chihuahua.- Hace un año que la veracruzana Azucena Villa Vázquez, de 30 años, está desaparecida luego de que llegó a la ciudad de Chihuahua para recuperar a su hija menor de 4 años, sin embargo su búsqueda sigue, informaron los familiares de la víctima. 

Azucena despareció el pasado 7 de julio de 2019, pero los últimos reportes de la Fiscalía Estatal la ubican en un restaurante ubicado en el Periférico de la Juventud y calle Sierra de la Campana, al sur de la ciudad. 

La Fiscalía Especializada de la Mujer detuvo en marzo de este año a Jesús Alberto S. L., expareja sentimental de la joven, como el probable responsable de su desaparición, quien podría alcanzar una pena que va desde los 25 a los 50 años de prisión; sin embargo, los familiares mencionan que este no quiere dar información del paradero de Azucena. 

La joven mujer que desde julio del 2019 a la fecha se encuentra en calidad de desaparecida, había denunciado a su expareja sentimental por agresión, por lo que existía una investigación en su contra por el delito de violencia intrafamiliar. 

Cabe señalar que las investigaciones realizadas por la FEM, determinaron que Jesús Alberto fue la última persona que tuvo contacto con su Azucena y permitieron reunir suficientes elementos incriminatorios para llevarlo ante la justicia. 

Las investigaciones comenzaron a partir del reporte de ausencia recibido en el mes de julio de 2019 cuando se tuvo noticia de su ausencia y luego de varios meses de seguir diversas líneas se logró establecer la presunta participación del procesado en este caso. Luego de reunir los elementos necesarios para llevarlo ante la justicia, agentes de investigación de la AEI lograron ejecutar la orden de aprehensión que existía en su contra por este hecho el pasado 28 de febrero. Azucena Villa vino a la ciudad de Chihuahua a buscar a su hija de cuatro años de edad, ya que su pareja sentimental se la había traído, informaron allegados a la joven veracruzana. 

Ella vivía en la capital pero tras la violencia familiar, levantó un acta y se fue a Veracruz, de donde es originaria, llevándose a su hija con ella. Señalan que después la expareja la localizó y acudieron al DIF de Veracruz donde llegaron a un acuerdo, él podría visitar a la menor, pero en la primera ocasión se la llevó, afirmaron que no era la primera vez que la raptaba, debido a que Azucena tenía la custodia de la niña. 

La joven mujer al ver que no regresaba a la menor, acudió al DIF en Veracruz, pero ahí le dijeron que debía acudir a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua para levantar la denuncia, motivo por el cual regresó a su casa, mencionaron. 

En este sentido le dijeron a Azucena que no vienera para Chihuahua por los acontecimientos de violencia y ahora no saben dónde se encuentra. 

Cabe señalar que las autoridades aplican el Protocolo Alba cuando una mujer es reportada como desaparecida, ya que es un proceso para la atención, reacción y coordinación entre los tres niveles de administración cuando existe el extravío de mujeres y niñas.