Local

Bajan ventas hasta 75 % en papelerías

Sin clases presenciales no han tenido demanda de material

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

sábado, 09 enero 2021 | 16:21

Varias papelerías de la ciudad reportaron una baja de ventas de hasta un 75 por ciento desde el inicio de la contingencia sanitaria por coronavirus (Covid-19), ya que su mayor ingreso provenía de las escuelas cercanas, pero sin clases presenciales no han tenido gran demanda de material.

No obstante, varios de estos negocios ubicados en diversas colonias cercanas a primaria y secundarias han cerrado debido a la falta de demanda y las rentas, por lo que algunas de tradición se encuentran sin operar.

“Afortunadamente todavía se ha podido mantener. En Navidad nos fue bien con papel de regalo, moños, adornos y regalitos que buscaba la gente. También las impresiones y copias ayuda, pero no se compara a cuando estaban las clases”, comentó el encargado de una tradicional mercería a un lado de una escuela secundaria.

En varios de estos establecimientos también cuentan con servicio de cibercafé donde rentan las computadoras para trabajos o navegar en Internet, pero debido a las medidas

“En Navidad nos fue bien con papel de regalo, moños, adornos y regalitos que buscaba la gente”, comentó encargado de una mercería

sanitarias, tuvieron que restringir mucho los lugares, e incluso en algunas sólo se permitía una persona.

El principal motivo de la baja es sin duda la falta de estudiantes que acudan a la institución, porque aunque las clases a distancia requieren algún tipo de material que se consiguen en las papelerías, no es comparable lo que se vende a cuando estaba antes de la pandemia.

Plumas, lápices, borradores, líquido para borrar, pegamento, tijeras, juegos de geometría, prácticamente ha sido lo menos solicitado en útiles, aunque la temporada decembrina mejoró un poco o al menos se recuperó algo de lo perdido.

Una ventaja que es similar a otros negocios es cuando el espacio es propiedad de los encargados de las papelerías, porque no pagan renta más que los servicios básicos e impuestos, pero cuando se arrenda a otra persona y ésta no es accesible, se vuelve imposible mantenerlo.

Esperan que el próximo ciclo escolar a punto de iniciar, se pueda tener aunque sea a pocos alumnos para que se incremente la demanda de material, mínimo a los niveles antes de la contingencia.