Local

Basura de la pandemia; desperdicio plástico y riesgoso

Guantes, cubrebocas, mascarillas y hasta jeringas

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 21 abril 2021 | 05:00

El uso del materiales como cubrebocas, mascarillas de acetatos, guantes,  se convirtieron en artículos de primera necesidad desde marzo del año pasado cuando inició la contingencia sanitaria generada por el Coronavirus (Covid-19), sin embargo también se han convertido en basura con riesgo ambiental.

Estos productos sanitarios que, junto a otros elementos de protección y medidas de higiene, permiten evitar exponerse y protegerse al entorno de la contaminación con patógenos, ya que la infección por Covid se transmite por gotas.

Sin embargo, a pesar de los cuidados de hospitales, personal médico, recolectores de basura, es muy común encontrar en las calles varios de estos tirados, que no solo es mala imagen urbana, sino un riesgo para quien pasa por el lugar, o decide recogerlo.

Con la llegada de la pandemia llegó también una era de contaminación excesiva generada por la basura, comentó el presidente de la Comisión de Ecología en el Ayuntamiento, Juan Pablo Ríos Prieto, quien alertó sobre el riesgo sanitario que esto representa, ya que acciones como tirar los cubrebocas en la calle también pueden aumentar los contagios por coronavirus.

Dijo que esta contaminación implica daños al suelo, aire y agua, por estar la basura depositada en lugares incorrectos.

“Esta acumulación se ha visto incrementada durante la pandemia, ya que las condiciones salubres así lo exigen.  Los insumos médicos, el uso de máscaras desechables, equipos de protección y hasta ataúdes están sobrepasando las capacidades sanitarias para mantener bajo control el manejo de estos residuos”, comentó el regidor representante del Partido Verde Ecologista de México (PEVM).

Reconoció que la generación de desechos es una situación inevitable de las actividades humanas, pero es muy importante tener en cuenta los efectos medioambientales tan negativos que se producen.

Por ello, en este momento también representa una oportunidad de crear una conciencia ambiental verde, enfocada en reducir los residuos, rehusar tanto como se pueda y reciclar los elementos que sean susceptibles de tener una segunda oportunidad.

También el edil ecologista, ha pedido se fomente material biodegradable o que sea menos agresivo para el medio ambiente, ya que la mayor parte de lo utilizado como mascarillas, guantes y hasta jeringas, tarden muchos años en descomponerse y no existe una separación adecuada para el reciclaje, que podría usarse en el futuro.

Actualmente la autoridad municipal ha reconocido que la mayor parte de la población usa mascarilla al transitar por las calles, principalmente en el Centro, en plazas comerciales, así como está prohibido entrar a cualquier establecimiento sin cubrebocas, pero también es el primer cuadro de la ciudad donde se ha visto mayor basura de este tipo tirada en el suelo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el inicio de la pandemia, millones de cubrebocas desechables son clave para evitar contagios, sin embargo, este tipo de mascarillas tardan más de 450 años en desintegrarse y en muchos casos terminan en vertederos, ríos y océanos.