Local

Calla Klifer ante el mal servicio

Encabeza quejas por fallas en recolección de basura

Gabriel Ávila/ El Diario
Gabriel Ávila/ El Diario
Gabriel Ávila/ El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 06 octubre 2021 | 08:38

Dueños y directivos de la empresa Klifer se negaron a emitir una respuesta ante los señalamientos por mal servicio en la recolección de basura, y tras la advertencia del alcalde, Marco Bonilla, de retirarles la concesión.

Desde hace casi una década, la empresa ha sido señalada de múltiples irregularidades en el servicio de limpia, así como por sus propios empleados, quienes han recurrido a varios paros de labores.

Las protestas de los trabajadores han sido por incumplimiento en las condiciones laborales y unidades en mal estado para cumplir con el trabajo.

De acuerdo con la Dirección de Servicios Públicos Municipales (SPM), la compañía con razón social Lifer del Norte S.A. de C.V., ubicada en calle Novena No. 7903 de la colonia Aeropuerto, a nombre de Eduardo Baca, recibe anualmente poco más de 40 millones de pesos por el servicio.

Klifer es las compañía que cuenta con más rutas de recolección en la ciudad con 79, y cobra un promedio de 3 millones 397 mil pesos mensuales por sus servicios.

Además, en el año se han registrado 2 mil 835 denuncias por deficiencias en los servicios que prestan las empresas de recolección de basura, de las cuales mil 299, es decir, un 46 por ciento, corresponden a Klifer.

Para cumplir con el servicio de recolección de basura, el Ayuntamiento de Chihuahua eroga poco más de 84 millones de pesos anualmente a siete empresas dedicadas a este rubro.

Las empresas concesionadas por el Ayuntamiento son Klifer con 79 rutas a un costo de 3 millones 397 mil pesos mensuales.

Le sigue Aseo Urbano con 39 rutas a un costo de un millón 770 mil pesos por mes y Comercial automotor con 33 rutas y un millón 419 mil pesos.

Además de Aseo Urbano Estrada con 18 rutas y una erogación de 774 mil pesos mensuales.

Jesús de las Casas con 10 rutas y 430 mil pesos, Bipacsacon con 6 rutas y 258 mil pesos por mes y por último Ancho con cuatro rutas a un costo de 172 mil pesos.

El pago mensual por factura difiere de acuerdo al número de rutas y camiones que manejan; sin embargo, el promedio son 43 mil pesos mensuales como mínimo por ruta.

El Municipio pide a los vecinos que cuentan con el servicio de recolección por parte de esta empresa, informar cuando se detecten fallas en las más de 30 colonias en las que normalmente brinda servicio Klifer.

Estas son: Rinconadas de la Sierra, Misiones Universidad, Cordilleras, Los Claustros, Los Arroyos, Magisterial Solidaridad, Junta de los Ríos, Nombre de Dios, Lagos, Unidad Karike, Concordia, Robinson, Panorámico, Lince, Reforma, Barrio del Norte, Villa Vieja, Fraccionamiento Gloria, Villa Nueva, CDP, Independencia, Nombre de Dios, Revolución, Quintas Carolinas, Los Potreros.

Desde hace años, ciudadanos han presentado quejas y en más de cinco ocasiones se han parado las labores debido a las condiciones laborales, por lo que se ha pedido revisión por parte del Ayuntamiento de Chihuahua, la cual tiene contrato de concesión hasta el 2024.

El contrato de concesión data desde el año 2012, durante la gestión del entonces alcalde Marco Adán Quezada Martínez, aprobada por el Cabildo. 

Desde el 2017 comenzaron las protestasde los trabajadores al reclamar sus pagos, camiones en mal estado, falta de mantenimiento y falta de atención de los encargados.

Los empleados aseguraron batallar en las rutas de recolección de basura porque los camiones se quedan tirados por fallas, ponchaduras y en ocasiones ellos han tenido que pagar las reparaciones, sin que la empresa les reponga esos gastos.

Durante este tiempo, la dependencia municipal responsable tuvo que apoyar para atender las rutas de recolección de basura en las zonas del nororiente de la ciudad que se vieron afectadas por los paros laborales en la empresa concesionaria.

Entre las irregularidades que se habían detectado por parte de Servicios Públicos y en su tiempo por la Sindicatura, se encontró que sólo había 14 de los 21 camiones que debían tener.

Las unidades con las que laboraban no tenían equipo de radio, torretas, botiquines y el personal no estaba equipado.

En la segunda revisión se avisó al proveedor en compañía y acompañó un notario.

Aunque la mayoría de las empresas han cumplido, la instrucción es que aquellos concesionarios que no cumplan con el servicio, no se les pague.