Local

Callan directivos del Colegio Belén

Preocupa a padres de familia señalamientos de acoso, venta de exámenes y bullying en el plantel

Alejandra Sánchez/El Diario

sábado, 12 noviembre 2022 | 14:36

Chihuahua, Chih.- Directivos del Colegio Bilingüe Belén, al cual pertenece la menor Briana Camila F, quien fue víctima de privación ilegal de la libertad por uno de sus maestros, guardaron silencio y no atendieron a la solicitud de información, ayer, al efectuarse una reunión privada con padres de familia.

Desilusionados, un poco desorientados, y otros cuantos, hasta molestos, fue como llegaron los padres y madres de familia al Colegio Belén, el cual fue acusado de ser partícipe de varias irregularidades al solapar casos de acoso, de bullying y venta de exámenes dentro de la institución educativa. Esto sin mencionar el secuestro de una de sus alumnas perpetuado por uno de sus docentes.

En punto de las 12:00 del mediodía comenzaron a llegar los familiares de los alumnos del preescolar. Muchos de ellos se negaron a hablar debido a que esperarían a qué la autoridad les explicara su postura acerca de lo sucedido.

Otros, accedieron a externar su sentir; su preocupación era difícil de ocultar. Una de las madres dijo sentirse alarmada pues sus dos hijos acababan de ser inscritos en el preescolar y pronto inscribiría a otra de sus hijas en secundaria.

"Es muy lamentable que esté pasando esta situación, ya leí otras malas experiencias de exalumnas y pues, yo sólo vengo a ver qué nos dicen; sin embargo, ya tomé la decisión de cambiarlos de escuela. Es muy preocupante que no revisen a los maestros y no podemos exponer de esta manera a nuestros hijos", expresó Regina (nombre ficticio por temor a represalias).

Además, esta misma madre señaló que, le sorprende que no hayan hecho nada cuando el maestro acosó a las estudiantes, siendo que ese era un “foco rojo”.

Una familia, salió junto con su hija; el padre le preguntó a la pequeña qué cómo se encontraba: “¿hija, estas feliz o triste?, ¿cómo te sentiste hoy? Al conversar con ellos, ambos coincidieron en que, los directivos no han hecho nada y que incluso aunque su hija ya ha sido víctima de bullying han minimizado el caso.

“Entendemos que el bullying se puede presentar en todas las escuelas; pero, lo que nos molesta es que no les importe, que hagan como si eso no estuviera pasando. Definitivamente al igual que como otros padres de familia, también sacaremos a nuestra hija de esta escuela el próximo año”.

De acuerdo con los entrevistados, en la reunión se abordó una lista de acciones enfocadas a la seguridad, en las que se describe que ningún alumno será entregado a ninguna persona que no tenga el tarjetón oficial expedido por el colegio.

Entre las medidas a tomar se encuentra también que el acceso central tendrá vigilancia en caseta de un guardia de seguridad de una empresa especializada y tendrá horario extendido con el fin de abarcar las clases extracurriculares vespertinas.

Asimismo se indicó que los estudiantes tendrán estancia de 3:00 a 5:00 de la tarde con la vigilancia de un docente del colegio. (Este servicio tendrá un costo adicional).

Aunque al inicio y al término de la junta, se buscó dialogar con las autoridades educativas e inclusive se contactó a la responsable administrativa, no hubo respuesta.

“Nosotros nos comunicamos con ustedes, estamos muy ocupados en juntas; pero en cuanto nos desocupemos les contactamos”, dijo una de las empleadas del plantel, pero al término de la edición no se obtuvo respuesta alguna.

El maestro que raptó a Camila F., de 16 años al salir de la escuela con una pistola en mano; había dado clases horas antes a sus otros alumnos del colegio a quienes les dijo que, se iría a los Ángeles, California, a un partido “gamer” y que, probablemente se iría de vacaciones.

Lo anterior, fue dado a conocer a través de las redes sociales luego de que se informó sobre el secuestro de la adolescente y su localización minutos después.

Entre otro de los comentarios, se encuentra el de otra mujer en el que refirió que también era maestro de su hija y que, iría a Estados Unidos a ganar mucho dinero en un concurso y que probablemente ya no regresaría.

Así mismo, en unos mensajes de Whatsapp, los cuales se hicieron públicos, los padres de familia expresaron que Erick R., les había solicitado a las alumnas fotos íntimas y que ya había sido denunciado ante los directivos de dicho plantel educativo.

Además, según las conversaciones entre los familiares de los estudiantes, salió a la luz que el profesor también vendía exámenes en 500 y hasta 2 mil pesos.