Local

'Cambiar la Constitución se ha convertido en un deporte nacional'

“Tenemos que someternos todos a las normas, más aquellos funcionarios que le hicieron juramento de cumplirlas”

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Heriberto Barrientos/ El Diario

viernes, 05 febrero 2021 | 06:04

Chihuahua.- “Cambiar la Constitución se ha convertido prácticamente en un deporte nacional, por lo que en esta fecha tan importante de conmemoración por su promulgación; todos los actores políticos y sociales no debemos olvidar que tenemos que someternos a sus normas y restricciones, más aquellos funcionarios que han jurado cumplir y hacer cumplir sus disposiciones”, expresó ayer el abogado constitucionalista Héctor Villasana Ramírez.

El profesional del derecho calificó este día de suma trascendencia, el cual no puede pasar desapercibido.

“A sus 104 años de su promulgación, es la norma que reconoce derechos fundamentales de todos los ciudadanos mexicanos, además regula el orden jurídico y social de nuestro país, pero desgraciadamente cada año olvidamos la trascendencia e importancia de someternos al texto Constitucional, a sus normas y obligaciones así como restricciones”, dijo.

Agregó que por el contrario, cada vez más se trata de evadir la responsabilidad, sobre todo los funcionarios a cargo que protestaron cumplir y hacer cumplir la Constitución.

Debe ser un momento de reflexión este día, para someternos todos los ciudadanos y sobre todo las autoridades, apuntó.

El licenciado Villasana, hijo del decano del derecho Constitucional, Héctor Villasana Rosales, afirmó que en la medida en que sea respetada la Constitución, habría mayor progreso y orden en nuestro país, y sobre todo en el actuar de nuestras autoridades.

“Por encima de la Constitución no debe haber nadie”, recalcó.

Recordó que por ejemplo, la Constitución de Estados Unidos, habrá tenido unos 100 refrendos en igual número de años, mientras que aquí en México el proceso de reforma es a cada momento, donde se le hacen agregaciones, incluso se le colocan cosas su superfluas.

“La reflexión es a no reformar en exceso la Constitución cada vez que se nos ocurra”, mencionó.