Local

Canceló 300 fiestas repunte de Covid

Temor a contagios acabó con posadas decembrinas; la mayoría eran de maquilas

Daniela Nava / El Diario

Manuel Quezada/El Diario

domingo, 19 diciembre 2021 | 09:22

Alrededor de 300 fiestas y posadas fueron canceladas en la ciudad de Chihuahua, la mayoría organizadas por empresas pertenecientes a la industria maquiladora, ante el miedo de que su personal se contagiara de Covid-19 y tuvieran que prescindir de ellos afectando la producción. 

Lo anterior lo señaló ayer Alejandro Lazzarotto, presidente de la Sección Especializada de Salones de Eventos de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), quien subrayó que ante la nueva ola de contagios se cancelaron al menos el 50 por ciento de los eventos para los cuales ya se habían reservado los inmuebles. 

Informó que en días pasados se reunieron cerca de 40 propietarios y encargados de salones de eventos, y la mayoría coincidió en que se redujeron tremendamente la reuniones decembrinas. 

“Todos nos estamos dando cuenta de que la contaminación se está dando no sólo entre la gente que no se vacunó, sino también en quien sí lo hizo y, aunque el daño físico pudiera no ser tan grave para éstos últimos, sí se requiere estar en cuarentena y eso afecta a las operaciones de la industria, ya que mucha gente tiene que hacer su labor de forma presencial”, señaló. Por eso, dijo el empresario, prácticamente se acabaron las posadas de la industria maquiladora en la ciudad. 

Lazzarotto agregó que en las épocas decembrinas, en un salón hay hasta cinco eventos por semana, los días jueves, viernes y sábado, por lo que fácilmente se puede estimar que se habrían cancelado entre 250 y 300 fiestas o posadas.

Lazarotto agregó que en una época decembrina, en un salón normal hay hasta cinco eventos por semana, en los días jueves, viernes y sábado, por lo que fácilmente se puede estimar que se habrían cancelado entre 250 a 300 fiestas o posadas. 

Sin embargo, precisó que la estimación sólo sería entre los negocios afiliados, por lo que podrían ser más eventos suspendidos ya que habría que sumar aquellos en sitios no registrados y que hacen sus cosas “por fuera”. 

Lo que también se tiene muy marcado, explicó, es que en los eventos que de alguna forma sí se llevan a cabo, el tamaño de asistentes es mucho menor a lo que se tenían antes de la pandemia, ya que si antes se invitaba a unas 400 personas, ahora son unas 150 máximo. 

Agregó que tanto las cancelaciones como la reducción de aforos le pegaron drásticamente a la economía de los negocios del sector de eventos. 

Lazzarotto indicó que entre noviembre y diciembre de este año apenas estaban por finiquitar la devolución de depósitos que tenían por eventos cancelados desde el año pasado a causa de la pandemia. 

Recalcó que para este diciembre sí habrá pérdidas, porque “las cancelaciones casi se dieron de un día a otro y los propietarios de los salones ya habían hecho sus compras como puede ser insumos de alimentos o decoraciones. 

“Esos gastos, en muchos de los casos, los asume el negocio y muchas cosas de las que se adquirieron ya ni las pueden usar después”. 

Reiteró que diciembre es uno de los meses más importantes para el sector de salones de eventos, aunque en abril y mayo es cuando se tiene la mejor temporada. 

Señaló que el año pasado los negocios del gremio prácticamente estuvieron cerrados y este 2021 no fue mejor debido a que se vino la cuarta ola del coronavirus. 

Lamentó que la gente no se cuidara y volvieran a repuntar los casos positivos a Covid-19. 

Enfatizó que es necesario prevenir, no bajar la guardia y retomar los protocolos de cuidado, “porque la pandemia va para largo y así se ve ya en otros países, donde se han empezado a cancelar una serie de eventos deportivos y de otra índole, y no es deseable que se presente también de nuevo en México”. 

Recordó que el riesgo de contaminarse no sólo se tiene al convivir con grupos, sino también reducidos en donde aparentemente todos están vacunados y nadie tiene la enfermedad porque no tiene síntomas. 

Finalmente apuntó que es necesario reforzar los cuidados y también buscar cómo sí seguir trabajando y convivir con todos los protocolos que minimice el riesgo de enfermarse.