Local

Caso enfermero: a dos años de la masacre... y aún no hay juicio

En el multihomicidio también están acusados la esposa e hijo del trabajador de la salud

De la Redacción/El Diario

martes, 30 junio 2020 | 08:11

Chihuahua.- Al cumplirse dos años este 30 de junio, de la noticia que impactó a la sociedad chihuahuense, del asesinato de cinco integrantes de la familia Romero Armendáriz en el fraccionamiento Residencial Universidad en esta ciudad, por parte del enfermero Jorge Alberto C. A, su esposa Lizeth C. S. y su hijo Jorge Alberto C.C.; a la fecha no ha iniciado el juicio correspondiente. 

La Fiscalía General del Estado (FGE), instancia que tardó poco más de un año en fincarle cargos por los hechos a los presuntos involucrados, reportó ayer que no se tenía una fecha específica para la celebración de la audiencia de auto de apertura a juicio oral; y donde los acusados permanecen recluidos en el Cereso de Aquiles Serdán por diversas causas penales y donde los jueces les impusieron la medida cautelar de prisión preventiva. 

En el Tribunal Superior de Justicia se reportó que debido a la pandemia por el Covid-19, hubo una suspensión de actividades ordinarias en los últimos tres meses, por lo que solo se atendían asuntos urgentes y aquellas y audiencias programadas estaban en “stand bye”. 

Fue la mañana del 30 de junio del año 2018, cuando la comunidad despertó con la noticia del múltiple crimen de María Romero Armendáriz, Ricardo Chávez Pérez, Daniela Romero Armendáriz, Daniel Gregorio Romero Vega y Rita Armendáriz Barraza, mismos que fueron localizados en el domicilio número 9714 de la calle Universidad de Nayarit. 

Todos con múltiples impactos de bala. Tras las investigaciones, se descubrió que este caso se suscitó luego de qué el enfermero habría pactado con la familia víctima acelerar un transplante de riñón, por lo cual recibió un pago de medio millón de pesos. 

Sin embargo, su primera acusación formal fue por el homicidio de una compañera enfermera. 

Posteriormente, el 20 de diciembre del 2018, se le formularon cargos por el uso de documentos falsos, y el 21 de enero de 2019 se le sometió a proceso penal y se le impuso la prisión preventiva por 2 años sólo por esa causa penal. 

A Jorge Alberto se le tiene procesado por el homicidio de Laura Soto, una enfermera que le habría pagado 80 mil pesos para conseguirle una mejor plaza en el IMSS, y cuyo crimen se dio supuestamente al recibir el reclamo por incumplir esa promesa. 

El día del crimen, el 29 de junio de 2018; Rita y María habían ofrecido café a sus asesinos, por lo que se movilizaron a la cocina para preparar las tazas, en tanto que Daniel, Ricardo y Daniela se quedaron con uno de sus asesinos en la sala; uno de los tiradores se colocó en la parte de atrás de las mujeres y les empezó a disparar, simultáneamente otro de los involucrados le disparó a Ricardo, quien bajaba las escaleras y luego acribilló al señor Daniel y a Daniela. 

Tras el multihomicidio la familia, encabezada por el exenfermero, su esposa y su hijo, se fue a cenar tortas en un negocio cercano, relató el ministerio público. Ricardo recibió 7 disparos, Daniela 5, Rita 4, Daniel 2 y María 3, leyó la ministerio público. A la fecha sus deudos no han recibido justicia.