Local

Celebran papás su día con paseos ... otros en casa

Los festejos del Día del Padre de ayer pasaron con ligero relajamiento en la actual fase naranja de la contingencia generada por el Covid-19

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 22 junio 2020 | 17:35

Chihuahua.- Los festejos del Día del Padre de ayer pasaron con ligero relajamiento en la actual fase naranja de la contingencia generada por el Covid-19, pero sin exagerar en celebraciones a diferencia del pasado 10 de mayo Día de las Madres, en que hicieron caso omiso a la autoridad. 

Debido a los lineamientos, actualmente el acceso a las presas se encuentran cerrados por lo que no había presencia de personas para hacer algún convivio en estos espacios. 

En las orillas del Río Sacramento se apreciaron dos familias en sus vehículos, quienes a pesar de que no hay permiso de realizar alguna convivencia en esta área, debido a que existe la posibilidad de lluvias y la corriente podría ser peligrosa, estuvieron en convivencia. 

No obstante, eran mucho menos que en otros días donde se apreciaron decenas de vehículos en esta zona, con botanas y algunos ingerían bebidas embriagantes.

Los festejos del Día del Padre de ayer pasaron con ligero relajamiento en la actual fase naranja de la contingencia generada por el Covid-19, pero sin exagerar en celebraciones a diferencia del pasado 10 de mayo Día de las Madres, en que hicieron caso omiso a la autoridad. 

Debido a los lineamientos, actualmente el acceso a las presas se encuentran cerrados por lo que no había presencia de personas para hacer algún convivio en estos espacios. 

En las orillas del Río Sacramento se apreciaron dos familias en sus vehículos, quienes a pesar de que no hay permiso de realizar alguna convivencia en esta área, debido a que existe la posibilidad de lluvias y la corriente podría ser peligrosa, estuvieron en convivencia. 

No obstante, eran mucho menos que en otros días donde se apreciaron decenas de vehículos en esta zona, con botanas y algunos ingerían bebidas embriagantes. 

Durante la mañana y parte del medio día, restaurantes de la zona Centro se mantuvieron con clientela moderada, sin embargo los encargados comentaron que el Día del Padre no tiene tanto impacto a diferencia del Día de la Madre, además que la contingencia no permite la presencia de muchos comensales. 

Otras familias decidieron pasear con sus debidas medidas sanitarias y otros se lo tomaron de una forma más relajada. 

Tal fue el caso de José Antonio López Luna de 28 años quien decidió junto con su hijo de 12 y su padre de 65 años pasear en bicicleta como una forma de pasar el día en convivencia, sin embargo tenían planeado hacer una carne asada solo con la familia en casa. 

“Se nos antojó pasear, yo creo que está bien mientras nos cuidemos. Comer unas gorditas muy buenas y seguir en la bici. Ya más tarde haremos algo bueno”, platicó el padre de familia. 

También hubo algunos visitantes como la familia de César Ortega, quien es oriundo de Ciudad Juárez y decidieron venir a la capital del estado para celebrar el Día del Padre de una forma tranquila pero juntos. 

Con sus tres hijos y su esposa, todos con cubrebocas, se tomaron varias fotografías en el primer cuadro de la ciudad, posteriormente irían a algún restaurante para comer y finalmente regresar a su hotel. Una forma relajada pero muy íntima para festejarse. 

“Eso sí, yo pago. Pero con estar con mi familia vale la pena”, comentó con jocosidad, además de reconocer que la situación en la frontera no es muy agradable debido a la contingencia, aparte de que no se puede cruzar a El Paso, Texas, razón por la que optaron por visitar Chihuahua, donde percibieron un ambiente más ameno, tranquilo y menos controlado.