Local

'Chihuahua no está mal, pero tampoco bien'

'Hospitales al tope y falta de medicinas en plena pandemia'

Manuel Quezada/El Diario

viernes, 30 abril 2021 | 20:40

Chihauhua.- El estado de Chihuahua está menos maltrecho a causa de la pandemia respecto de otras entidades del país, sin embargo, eso no quiere decir que estemos bien, señaló ayer el presidente de Desarrollo Económico del Estado de Chihuahua, Sergio Mendoza Vidal.

Indicó que de acuerdo al Consejo Estatal de Salud la entidad está en el naranja en el semáforo epidemiológico, aunque algunos médicos dicen que se debe estar en rojo, ya que los hospitales están relativamente llenos, no hay medicamento, ni un esfuerzo coordinado entre la federación y el estado.

Mendoza Vidal agregó que no se tiene un esfuerzo conjunto entre los dos ámbitos de gobierno realmente enfocado a la atención de los ciudadanos “y se pasan solo la pelota de un lado a otro”.

Precisó que el gobierno del Estado sí se percibe que tiene la preocupación, pero no los recursos para atender la pandemia, ya que ésta genera un gasto enorme no presupuestado y en un año donde se le quitaron participaciones de su presupuesto.

“Con el presupuesto no se alcanza para lo normal, imagínese para lo anormal, además de que es cuantioso”.

Indicó que los ciudadanos están en un estado de abandono del gobierno federal quien pide que la gente haga todo, que se aísle, empresarios paguen sueldos durante el cierre, así como las pruebas para saber si están contagiados o no y hasta que se pague las propias medicinas porque el sistema de Salud no las tiene.

Detalló que las empresas y los trabajadores de Chihuahua son los menos lastimados dentro del panorama nacional, debido a que la entidad es exportadora y el empleo perdido durante abril y mayo del año pasado, se recuperó en pocos meses y la actividad de la industria mejoró de una manera relativamente rápida.

Sin embargo, otros sectores de la economía como servicios, el comercio y turismo no se han recuperado y siguen muy golpeados con cientos de negocios cerrados y hay muchos empleos perdidos ahí.

El empleo que generaba esos sectores está afectado y mucha gente tuvo que recurrir a la industria para poder trabajar y lo encontraron seguramente.

Pero hay gente que no le interesa trabajar en la manufactura o industria y siguen desempleados.

Esto sucedió entre los empleos formales y el problema más grave se tiene entre la gente que se ocupaba en el sector informal o subempleo, aquellos que trabajan unas cuantas horas al día.

Sergio Mendoza dijo que en Chihuahua como en el resto del país, fue en esos segmentos donde se perdió una buena cantidad de empleos.

Precisó que la estadística no es fiable en ese sector, dado que se tata de actividades informales y es difícil contarlos, pero ahí es donde está el daño más grande en todo el país.

Dijo que la situación del turismo es delicada, tanto por el tema de la pandemia e inseguridad, y ahora por el hecho de que Estados Unidos está pidiendo a sus ciudadanos que no visiten México y Chihuahua mismo.

Observó que tanto la seguridad como la pandemia han sido temas que debe atender con mayor fuerza la federación, pero hasta el momento no ha sido así.

Finalmente, indicó que definitivamente Chihuahua tiene mejores condiciones económicas que otras entidades del país, y así lo constató en un foro reciente que hubo representación de personas de otros estados y les escucho decirles que estaban de plano muy mal, desesperados porque no hay apoyos y sus económicas no tiene la dinámica de las entidades del norte.