Local

Chihuahua, sin brotes de sarampión

En el año 2020 hubo en el país un total de 196 casos confirmados

Tomada de internet

De la Redacción

miércoles, 21 abril 2021 | 05:00

La Secretaría de Salud (SS) reportó que en el año 2020 hubo en el país un total de 196 casos confirmados de Sarampión, de los cuales Chihuahua no registró un solo incidente.

Sin embargo en otras entidades federativas como la Ciudad de México, Estado de México, Campeche y Tabasco fueron las que concentraron el mayor número de casos.

A nivel nacional fue anunciado el pasado lunes una campaña masiva de vacunación dirigida a los niños de uno a cuatro años para prevenir el brote de esta enfermedad que se ha presentado en otros estados.

Los síntomas del sarampión no aparecen hasta diez o catorce días después de la exposición. Los síntomas incluyen tos, secreción nasal, inflamación de los ojos, dolor de garganta, fiebre y un sarpullido rojo y con manchas en la piel.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa causada por un virus que se reproduce en la nariz y en la garganta de un niño o adulto infectado. Luego, cuando una persona con sarampión tose, estornuda o habla, las gotas infectadas se expulsan al aire, donde otras personas pueden inhalarlas.

Las gotas infectadas también pueden depositarse sobre una superficie, donde permanecen activas y contagiosas durante varias horas. Si la persona se toca la boca o la nariz con los dedos o refriegas los ojos luego de tocar una superficie infectada, puedes contraer el virus.

Según algunos estudios, alrededor del 90 % de las personas susceptibles que se exponen a alguien con el virus se infectarán.

Entre los factores de riesgo para el sarampión se incluyen los siguientes: No estar vacunado. Si no se ha recibido la vacuna contra el sarampión, es mucho más probable que manifieste la enfermedad.

Si la persona viajas a países en desarrollo, donde el sarampión es más frecuente, tienes un riesgo mayor de contraer la enfermedad.

Si no tiene la persona la cantidad suficiente de vitamina A en stu dieta, es más probable que tengas síntomas más graves y complicaciones.

Entre las complicaciones del sarampión se incluyen las siguientes:

Una de las complicaciones más frecuentes del sarampión es la infección bacteriana del oído.

El sarampión puede provocar la inflamación del aparato de la voz (laringe) o la inflamación de las paredes internas que alinean las principales vías de paso de aire de los pulmones (tubos bronquiales).

La neumonía es una complicación frecuente del sarampión. Las personas que tienen el sistema inmunitario comprometido pueden contraer una variedad especialmente peligrosa de neumonía que, a veces, es mortal.

Aproximadamente, 1 de cada 1000 personas con sarampión puede contraer una complicación llamada “encefalitis”. La encefalitis puede manifestarse muy poco después de haber contraído sarampión o después de varios meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños y adultos reciban la vacuna contra el sarampión para prevenir la enfermedad.