Local
Detectan al menos 3 bandas

Chihuahuenses, víctimas de los ciberdelincuentes

Hackean datos personales y los usan para defraudar a familiares y amigos

Cortesía

Argelia Domínguez/El Diario

viernes, 22 abril 2022 | 09:25

Chihuahua, Chih.– Decenas de chihuahuenses han sido blanco de ciberataques perpetrados por al menos tres bandas que operan desde las regiones centro y sur del país, informó ayer el director de la Policía Cibernética, Andrés Salas Moreno. 

De acuerdo con el funcionario, esta división recibe de 20 a 40 denuncias semanales por robo de cuentas de WhatsApp, Facebook y otras redes sociales, de las que el 20 por ciento corresponde a empresarios y funcionarios públicos. 

Apenas ayer, el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado, Mario Vázquez Robles, fue víctima de un hackeo. El diputado informó que utilizaron su cuenta de WhatsApp para pedir transferencias a una cuenta bancaria. 

El miércoles pasado también circuló un perfil falso del delegado de los programas para el Desarrollo del Gobierno federal en el estado de Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, en Facebook.

El mismo día, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) se deslindó de mensajes de correo electrónico y de texto a nombre del rector, Jesús Villalobos Jión, que se estuvieron enviando a manera de extorsión a funcionarios, catedráticos y directivos.

Según explicó Andrés Salas, estos ciberdelincuentes realizan un proceso de ingeniería social que consiste en indagar en medios de comunicación y redes sociales datos sobre las víctimas, como su círculo de contactos, su poder adquisitivo, los bienes que poseen, si ostentan algún cargo público, entre otra información, para, posteriormente, llamarles a altas horas de la noche o muy temprano y extraer sus códigos de acceso para robar las cuentas y así pedir dinero a otras personas.

Abundó que las cuentas bancarias utilizadas por los ciberdelincuentes muchas veces están dadas de alta con un RFC falso. “Al revisar en el registro que no proporcionan las entidades financieras, encontramos que están dadas de alta con un RFC de personas que tienen más de 100 años, alguien manipuló la información para que no se sepa quién es la persona que está detrás de la cuenta. Nosotros ya estamos al tanto de toda la cadena, de cómo sacan la información, de cómo captan a las víctimas, cómo es el modus operandi y quiénes pueden ser los posibles ejecutores de este tipo de ciberdelitos en nuestra entidad”, expuso. 

Añadió que estas personas logran incluso congelar cuentas bancarias. Para ello, marcan a la víctima fingiendo ser asesores técnicos con la intención de grabar su voz, que modifican mediante diversos programas y luego la utilizan para marcar a los bancos, de donde obtienen la información financiera del afectado. 

Los delincuentes utilizan estos datos para “secuestrar” la cuenta bancaria y extorsionar a la víctima. Salas detalló que, en estos casos, los blancos del ataque son generalmente empresarios que han llegado a pagar hasta 2 millones de pesos para rescatar cuentas. 

El director destacó la importancia de utilizar medidas de seguridad como la verificación de dos pasos de WhatsApp, pues de no hacerlo, existe un 90 por ciento de probabilidad de que roben la cuenta. También recomendó utilizar aplicaciones donde se garantice que el flujo de información no será publicado.

Cabe mencionar que el delito de Uso y Acceso Ilícito a los Sistemas, Equipos Informáticos y de Comunicación se contempla en los artículo 327 Bis, 327 Ter, 327 Quater y 327 Quinquies del Código Penal del Estado, donde se establecen penalidades de seis meses hasta cuatro años de prisión, que pueden incrementarse en una mitad cuando las conductas sean cometidas en contra de una entidad pública estatal o municipal.

Finalmente, recomendó que en caso de que un familiar solicite dinero a través de plataformas como Telegram o WhatsApp, es importante que se verifique su identidad mediante una llamada telefónica directa, active la doble autenticación en las cuentas de redes sociales e instale y/o actualice el antivirus en los aparatos.