Local
A 33 años del incendio de Pemex

Combatieron el fuego para evitar una catástrofe

Sistemas de seguridad y prevención han evolucionado: Bomberos

Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

martes, 25 mayo 2021 | 05:00

Fue un 24 de mayo de 1988, cuando en la capital del estado, estuvo a punto de vivir una catástrofe de dimensiones incalculables por el incendio del tanque N. 14 de la ex Planta de Petróleos Mexicanos (Pemex), situación que puso en alerta en materia de prevención a las autoridades para los años venideros.

Aquel día en las instalaciones ubicadas en la avenida Tecnológico, donde se consideraba el Norte, ya con población aledaña, comenzó el siniestro del dicho tanque desde la mañana, el cual contenía más de cuatro millones de litros de diáfano y ardió por más de ocho horas, con llamas que alcanzaron más de 50 metros de altura y una nube de humo que se veía prácticamente desde cualquier parte de la ciudad. Cerca de 200 mil personas residentes de diez colonias aledañas fueron evacuadas. La zona fue acordonada por el Ejército y los cuerpos policiacos. El riesgo mayor era que el fuego llegara a un tanque similar que contenía gasolina Nova y de haber alcanzado, podría haber sido un desastre de grandes proporciones.

Según los reportes, el incendio fue sofocado poco después de las 6:00 de la tarde, gracias a la acción coordinada de los bomberos de Chihuahua, Delicias, Camargo, Parral, Cuauhtémoc, Aldama y Ciudad Juárez. También se dijo que se utilizaron varios químicos para apagar el fuego e incluso cementó, debido a que el agua no era suficiente, por lo que cientos de elementos lucharon durante todo el día para evitar una tragedia, que finalmente terminó.

Meses después, la planta fue mudada al sur de la ciudad, a la Prolongación José Fuentes Mares y casi Periférico Manuel. R Almada en la salida a la carretera a Delicias, donde actualmente se encuentra.

Joel Estrada Castillo, coordinador del Cuerpo de Bomberos, recordó que cada año la empresa que tiene la planta ahora ubicada en la salida a la carretera a Delicias, realiza simulacros anualmente donde participan todas las corporaciones y se ha medido el avance en los sistemas de prevención y protocolos para evitar sucede otra circunstancia.

El funcionario municipal, quien en 1999 se incorporó a los tragahumos, recordó que a pesar de los años que habían pasado, el tema del incendio en Pemex era muy recurrente, ya que fue una prueba para muchos elementos, que actualmente están por jubilarse y otros ya retirados, pero que consideraron como el incidente más grande en la ciudad, así como el que pudo haber sido el de mayor riesgo si no se hubiese controlado.

A pesar de las versiones oficiales de aquella época, se rumora que el incendio fue provocado por un trabajo de soldadura, el cual por descuido provocó que el combustible prendiera y se evitó que se incrementara las llamas. Al menos esos comentarios fueron los más sonados, pero también se dijo que el tanque tenía deficiencias, otras que fue provocado a propósito, también que por el intenso calor y efecto lupa, pudo alcanzar el líquido por grietas del colosal depósito. 

El responsable de la dependencia municipal, reconoce que años atrás no se contaba con una planificación puntual para este tipo de incidentes, sin embargo actualmente existen muchas medidas para prevenir cualquier tipo de situaciones.

“Ahora han evolucionado mucho, tenemos mucha coordinación entre los cuerpos de seguridad. La planta actual cuenta con infraestructura más eficaz. Tienen sistemas fijos contra incendios. Cuentan con equipamiento a la vanguardia y alta tecnología. Además, cuentan con un abastecimiento de espuma muy grande, que precisamente se hizo en caso de que pudiera volver a ocurrir una situación similar. También podemos llegar y conectarnos mucho más rápido y combatir un fuego que se pudiera presentar. Realmente no es como hace muchos años”, comentó el servidor público.

También destacó que a diferencia de hace tres décadas en la reglamentación urbana no era tan estricta, ahora se cuenta con lo que le llaman zona de seguridad de los terrenos alrededor,  para evitar que la mancha urbana llegue a las cercanías.

Dijo que Pemex tiene una medición con respecto a los litros de combustible en los tanques, por lo que la a autoridad recomienda tener determinados metros alejados de sus instalaciones. Manifestó que en la planta se cuentan con sistemas de alerta temprana, que en caso de salirse de control, son más eficientes y minimizan el riesgo de incendio. Se cuentan con brigadas de la misma empresa, comunicación constante con Bomberos y otras corporaciones, hay certificaciones, constantes capacitaciones y evaluaciones.

Sin embargo, así como los humanos pueden cometer errores, la maquinaria puede llegar a  fallar y no quiere decir que no hay riesgos, ya que el manejo de combustibles siempre tendrá un peligro latente, pero entre más medidas de prevención se tengan, mayor será la eficiencia en evitar que ocurra otro incidente como aquel 24 de mayo en que se recuerda a los héroes anónimos que combatieron uno de los mayores incidentes en la historia de Chihuahua, no se tuvieron pérdidas humanas,  pero un gran recordatorio de que cualquier descuido puede causar un gran desastre y fue noticia nacional durante varios días.