Local

Comerciantes del Centro prevén hasta 57% menos ventas en el año

Cerraron ya sus puertas 35 negocios porque no pudieron con los gastos operativos

El Diario

Manuel Quezada Barrón/El Diario

sábado, 26 septiembre 2020 | 17:20

A causa de la inactividad comercial y de servicios por tres meses, así como por la posterior autorización limitada en aforo de colaboradores y clientes, el sector comercio de la zona centro proyecta una caída anual de sus ventas en un 57 por ciento, informó ayer Ricardo Perea García, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro. 

Detalló que, de acuerdo con un estudio realizado por la UACh, esta zona comercial alcanza ventas anuales directas por unos 720 millones de pesos, sin embargo, este año por la pandemia y restricciones para el sector económico, proyectan alcanzar sólo unos 300 millones de pesos. Informó que, al corte de 15 de septiembre, hay 35 negocios menos o que se ven forzados a cerrar porque ya no pueden con la operación, entre ellos, restaurantes, tiendas de ropa, boutiques, joyerías y tienditas, por lo que es necesario apostarles ahora a las ventas por Internet y plataformas especiales. 

El comerciante dijo que el gremio le apuesta un poco a la ayuda de las ventas por medios digitales y a una aplicación que se lanzará en breve con el nombre de “Centriqum”, para mejorar los indicadores de venta en el primer cuadro de la ciudad. 

Perea García dijo que las temporadas más importantes comercialmente son Navidad y Buen Fin, Día de las Madres, Del Padre, Del Niño y Fiestas Patrias, son los que más ganancia generan.

Observó que entre los comentarios asentados en el estudio se decía que si fueran un municipio ocuparían entre el cuarto o quinto en generación de derrama económica, comparada con los presupuestos anuales. 

El presidente de Cocentro indicó que para el presente ejercicio estiman alcanzar una derrama económica de 300 millones de pesos, por debajo del 50 por ciento respecto al año pasado. La proyección negativa se daría por los tres meses de cierre de los negocios y las restricciones posteriores en el aforo de colaboradores y clientes. 

De hecho, durante todo el año han laborado con un promedio del 50 por ciento de su capacidad en apertura y atención de los negocios, dígase restaurante, boutique, joyería, venta de accesorios, tiendas y demás. 

Observó que la misma autoridad establece esos aforos, con el tema del semáforo epidemiológico en naranja. El comerciante dijo que el gremio le apuesta un poco a la ayuda de las ventas por medios digitales y una aplicación que se lanzara en breve con el nombre de “centriqum”, donde será importante la compra en línea. 

Asimismo, esperan un cambio en el semáforo epidemiológico a amarillo, para que permita un mayor aforo en los diversos negocios. Ricardo Perea indicó que el cambio en el semáforo es muy incierto y esperan que se lleve a cabo la revisión semanal y quincenal en el estado, para ver el cambio o la adecuación en los diferentes rubros. 

Indicó que desde agosto pasado se tiene el color naranja y a diferencia de la zona norte de la entidad, no se han dado cambio. Por lo que hace a la caída en las ventas, subrayó que sería un impacto económico importante, ya que están a poco más del 40 por ciento del promedio anual que se vendía. 

Subrayó que el tema de la salud es importante, pero también el aspecto económico, por lo que tienen que ponerse activos y ver diferentes alternativas para evitar más mortandad de negocios.