Local

Comparte bombero Caldera experiencia en rescate exitoso en 2013

Salvo a dos niños en Arroyo Los Nogales

Gabriel Avila/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 07 septiembre 2022 | 05:00

El oficial bombero, Sergio Caldera Chacón de 50 años, es uno de los héroes chihuahuenses, que ha estado presente en rescates exitosos, como fue el de dos menores de 12 años en el 2013, cuando a raíz de las fuertes lluvias, la corriente del Arroyo Los Nogales, se llevó a los niños, pero afortunadamente pudo rescatarlos, gracias a estar en zona cercana, profesionalismo, preparación, mucho arrojo y valentía al arriesgar su vida para salvar otras.

Actualmente, se encuentra asignado en el Instituto Superior de Seguridad de Chihuahua (Isscuu), para la impartición de clases y preparación de los 42 cadetes que cursan la Academia de Bomberos y se espera que en noviembre de este año, la mayoría se gradúen para presar sus servicios a la sociedad.

Ésta, podría ser la última generación que instruya, ya que actualmente tiene 29 años en la corporación y en 2023 se jubilará, sin embargo dijo que todo dependerá si sus servicios son requeridos por un tiempo más para preparar a más jóvenes que se integren al Cuerpo de Bomberos.

En cuanto a al experiencia del rescate de hace nueve años, platicó que fue en julio del 2013, cuando al estar asignado a la Estación Norte, realizaban inspecciones cerca de la Vialidad Los Nogales y escucharon el reporte de que el puente que unía dicha calle con la Sacramento, había colapsado y dos menores cayeron al río, por lo que inmediatamente salieron para allá y llegaron en cuestión de minutos.

“Fue muy rápido, llegamos y vimos a los niños que luchaban por mantenerse a flote. Primero intentamos lanzarles cuerda para que se sostuvieran pero no lo lograron, la corriente era muy rápida. Es así, que inmediatamente acudimos más adelante para interceptarlos. Con todo el equipo, cuerda y serte, logramos atraparlos a los dos y rescatarlos. Si no hubiéramos estado cerca, difícilmente los habríamos rescatado. Así es en este trabajo, debe uno actuar rápido”, platicó el bombero, quien además de salvar la vida, le dieron su respectivo reconocimiento.

Reconoció que no siempre ocurre esto, ya que ha participado en el rescate pero de cuerpos sin vida, algo lamentable, pero es una realidad de que cuando una persona cae al arroyo o río y la fuerza de éste es muy grande, difícilmente puede salir por su cuenta o sostenerse de algún lado, “incluso si es nadador profesional, la corriente puede llevar una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora, se puedo golpear perder el conocimiento, o como ocurre en la mayoría de los casos, se cansa y no puede seguir flotando y se hunde…se ahoga”, explicó.

Por eso, aclaró que es muy importante que cuando llueve mucho como en estos días, no pasen cerca de los arroyos, no intentar cruzar y mucho menos ingresar, ya que una gran corriente puede llegar río arriba y en cuestión de segundos se lleva a las personas, vehículos, animales, razón por la que es primordial prevenir antes de que ocurra una tragedia.

El oficial Caldera, tiene gran experiencia en el ramo, sin embargo aclaró que la prevención siempre superará la reacción, ya que en aquel entonces, así como en otra ocasiones, los rescates se dieron pro factores como cercanía a la zona, acciones inmediatas, suerte de que las personas puedan sostenerse de algún lado y cooperar para salvarlos, pero en otras circunstancias, hay lamentables pérdidas humanas.

El también padre de dos hijas de 18 y 19 años, es un hombre dedicado al servicio y espera dar lo mejor de sí en el tiempo que le queda en la corporación, con la esperanza de que nuevas generaciones sigan los pasos, mejoren en todos sentidos y comprendan que esta labor, es una vocación, un amor a la gente y una satisfacción cuando logran salvar la vida de una persona aunque sea un perfecto desconocido, ya que es su trabajo, el dar todo por quienes necesitan de su ayuda.