Local

Complica virus trabajo de 12 millones de independientes

Estos empleados tendrán que decidir si dejan de trabajar, pues no cuentan con ningún tipo de garantía laboral

Reforma

Reforma

viernes, 20 marzo 2020 | 07:16

Ciudad de México.- Para las 12.5 millones de personas que trabajan por su cuenta será complicado llevar a cabo sus actividades durante el periodo de contingencia sanitaria.

Estos empleados tendrán que decidir si dejan de trabajar, pues no cuentan con ningún tipo de garantía laboral.

Entre los trabajadores por cuenta propia podrían encontrarse los que realizan su labor en vehículos como los taxistas, vendedores o prestadores de diversos servicios que acuden a los domicilios de los clientes o aquellos que están en puestos fijos o semifijos.

"Depende de la decisión que ellos mismos tomen, las medidas sanitarias son conocidas por todo el mundo y ahí la recomendación sería que si no forman parte de ninguna organización que ellos mismos adopten las medidas", afirmó el abogado Germán de la Garza, del despacho Mowat.

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, al cuarto trimestre del año pasado, 12.5 millones de personas trabajan por cuenta propia en el país, muchos de ellos desde casa, pero tienen la necesidad de interactuar para concretar proyectos o realizar ventas.

"Los que trabajan de manera independiente, muchos hacen trabajo a distancia, pero dependerá de la actividad. Por ejemplo, una persona que trabaja por honorarios hace el diseño de una planta de tratamiento de agua desde su casa, pero para la instalación de la planta se debe hacer físicamente.

"Por ello el home office depende de la etapa del trabajo y el tipo de actividad", comentó Jorge A. Wise, profesor de tiempo completo adscrito al Posgrado en Administración de Negocios de CETYS Universidad, campus Mexicali.

Añadió que no todo se puede hacer a distancia, pues en algunos casos aumenta la productividad, pero las relaciones laborales se debilitan.

"Algo similar ocurre con los trabajadores informales, quienes tienen que laborar en época de contingencia debido a que van al día con sus gastos. Para la gente que vive al día una situación como ésta es sumamente complicada.

"Un 57 por ciento de la población económicamente activa está en la informalidad, desde el changarrito que vende comida afuera de las escuelas, personal de la industria de la construcción, plomeros, ante estas cosas el frenón económico es inmediato", dijo Héctor Villarreal, profesor de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey.

Agregó que no es fácil dejar de laborar para personas que se autoemplean, los que brindan servicios a los hogares y todos aquellos que venden su mercancía en la calle.

Para el abogado Ricardo Martínez, del despacho De la Vega & Martínez Rojas, mucha empresas ya se encuentran practicando el home office, pero hay algunas que están buscando una reducción salarial.