Local

Compra de Deer Park choca con reformas del mismo gobierno: Coparmex

Privilegia quema de combustible fósil y va contrasentido internacional

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 30 diciembre 2021 | 13:00

Al concretar la compra de una refinería prácticamente en desuso en Estados Unidos, como la de Deer Park en Texas, el gobierno federal va contra sentido internacional, ya que se privilegia de esta forma el uso y quema de combustibles fósiles, cuando ya hay países que en el 2030 prohibirán la comercialización de motores a combustión interna, además de que la autoridad federal no tampoco tiene políticas claras de descabonización.

Lo anterior lo señaló ayer Víctor Gómez Cespedes, titular de la Comisión de Energía, Sustentabilidad y Medio Ambiente de la Coparmex-Chihuahua, también destacó que esta operación va en contra de las reformas que impulsa el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que mientras bloquea la importación de combustible por parte del sector privado, ahora busca desde el gobierno meter al país más gasolina refinada en otro país.

Destacó que no basta con la compra de la refinería y que los ductos de ésta pasen por la entidad, para realmente hacer competitiva a la región, ya que también se necesita grandes inversiones en almacenamiento.

El empresario detalló que la capacidad instalada de almacenamiento debería de ser para al menos 15 días y solo se tiene para unos tres, por lo que, si eventualmente alguna vez se cierra la importación, sea para la economía.

Víctor Gómez precisó que el uso del petróleo seguirá por muchos años ya que de éste se tiene aún muchos productos derivados, pero la tendencia mundial es que cada vez se tienda a la reducir el uso de combustible fósil para atenuar el calentamiento global.

El titular de la Comisión de Energía, Sustentabilidad y Medio Ambiente de la Coparmex-Chihuahua, planteó que con la compra de la refinería Deer Park ya ni siquiera sería necesario construir la de Dos Bocas, lo que estaría faltando en dado caso es invertir en la extracción de petróleo y en el sistema de almacenamiento.

Planteó que la paraestatal Pemex extrae cada vez menos petróleo y se destaca también por ser una empresa que pierde cada vez más dinero a montones.

La compra de Deer Park, insistió Víctor Gómez, parece que va en contra sentido de las reformas que impulsa el mismo presidente Andrés Manuel López, ya que mientras bloquea la importación de combustible por parte del sector privado, ahora busca meter al país gasolina refinada en otro país.

Señaló que esa posibilidad de importar combustible, también debería abrirse para el sector privado y que otras empresas que pagan impuestos y tienen la clase de permisos para ello, lo puedan hacer.

Indicó que si estos oleoductos o esta manera de transportar los combustibles como se menciona, pueden pasar por México, se debe también contemplar que como nación se tiene severos problemas de almacenamiento de combustible.

Se debería tener infraestructura necesaria para poder almacenar un volumen suficiente para dos semanas, pero la realidad es que no se cumple ni con tres días, lo que hace que un país sea muy poco competitivo, dijo el empresario.

Por tal razón, subrayó, se tiene una matriz de riesgo muy alta, de tal manera de que, si por cualquier tipo de circunstancias, sea climática o de cualquier otro tipo de emergencia, no se puede importar combustible, se corre el riesgo de parar la economía.

Finalmente, dijo que actualmente vale la pena de ver las posturas que hace la Unión Europea y el mismo Estados Unidos de que aquellos países que no tengan política de descabonización, van a empezar a ser afectados con impuestos al carbón, por lo que las acciones del actual gobierno federal parecería que van en contra sentido del entorno internacional al privilegiar el uso de combustibles fósiles.