Local

Compran padres de familia equipos de aire y calentones

Las adquisiciones se realizan con aportaciones voluntarias de los padres de familia

Alejandro Piñón/El Diario
lunes, 09 septiembre 2019 | 08:10
Juan Alanís/El Diario

Chihuahua.- La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Patricia Romo, dio a conocer que normalmente con la aportación voluntaria de cada uno de los padres de familia en las escuelas de Chihuahua, es que se logran cubrir diversas necesidades en los planteles educativos, tales como lo son la adquisición de equipos de aire y los calentones para su uso durante el invierno.

“Normalmente con la aportación voluntaria de los padres de familia es como cubrimos esas necesidades en las escuelas”, comentó Patricia Romo.

Asimismo, lamentó que se tengan casos en donde hay municipios que ni siquiera llegan a conocer los aires acondicionados o los calentones, mientras que otra cantidad inferior si logran adquirir estos apoyos que Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Educación y Deporte debe de brindar en cada una de las escuelas de Chihuahua.

Agregó que en el caso de las escuelas pertenecientes al subsistema federal, ya no les estará llegando por parte de la federación el equipamiento que pudieran llegar a requerir para este ciclo escolar, por lo que aseguró que “otra vez más” los padres de familia con sus aportaciones económicas voluntarias deberán de solventar dichas necesidades.

Pese a lo anteriormente expuesto, Patricia Romo reconoció el trabajo que han venido desempeñando algunos de los ayuntamientos de los diferentes municipios, al regalar en algunas escuelas el uso de gas, mientras que en otros planteles este mismo cargo es solventado por los padres.

La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia denunció que hasta ahorita Gobierno del Estado no ha solventado la falta de bancas en muchos de las instituciones educativas.

Finalmente, Patricia Romo aseguró que es muy importante que los padres de familia tomen conciencia de las aportaciones voluntarias, pues pese a que no es una obligación darlo, es un recurso muy necesario para la vida académica de los hijos.