Local
Ley prohíbe su demolición

Construcciones históricas, en riesgo de colapsar

“Las viviendas particulares es responsabilidad del dueño conservarlas. Estamos hablando de edificaciones que se dieron durante el periodo de la colonia y Siglo XIX”, explicó, Bianca Nevárez

De la Redacción

sábado, 10 julio 2021 | 05:00

Al menos cinco fincas históricas ubicadas en el Centro de la ciudad presentan riesgo de derrumbe, entre las que se encuentra la que está ubicada en el cruce de las calles 2ª y Doblado, la cual colapsó, informó la encargada del despacho de Protección Civil Municipal, Bianca Nevárez, quien señaló que no se puede intervenir ni ante la solicitud de demolición debido a que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no autorizó esta petición.

En este sentido, el director del Centro INAH en Chihuahua, Jorge Carrera, destacó que estas construcciones que son consideradas patrimonio histórico están protegidas por la Ley Federal de Monumentos Históricos, Arqueológicos y Artísticos, así como la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, de ahí la necesidad de su conservación, que sin embargo recae en los dueños particulares.

En torno al caso particular de la finca ubicada en la calle 2ª y Doblado, la coordinadora de Protección Civil comentó: “Desde el día uno que estuve a cargo de la coordinación de Protección Civil éste fue un tema muy preocupante del cual ya se había formado un expediente dentro de la coordinación, al cual estuvimos dando seguimiento para comunicarnos y agendar cita con el INAH, porque como ya sabemos, se trata de un monumento histórico”.

“Se dieron las reuniones con todas las dependencias del gobierno municipal para entablar las acciones que tenemos que ejercer para ello. Se concretó una cita y una reunión en la que estuvimos presentes la Dirección de Desarrollo Urbano, Obras Públicas, Secretaría de Ayuntamiento y Protección Civil. También se presentó un documento donde se le indica al INAH que esta casona ya tiene que ser demolida, también se presenta por parte del Colegio de Ingenieros un dictamen estructural en el que se señala que es factible la demolición”, puntualizó.

Sin embargo Nevárez presentó un documento que, dijo, se trata de la resolución del INAH, en la que señala textualmente: “En virtud que la propuesta presentada por el Municipio de Chihuahua no es factible de autorizar de acuerdo al dictamen de merito a la normatividad aplicable y con fundamento en los artículos 42, 43 y 44 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, se niega la emisión de la licencia para realizar la obra”, explicó.

Con ello consideró que se realizaron las acciones pertinentes, por parte de Protección Civil, que fue el acordonamiento de la zona, ya que al fin la finca terminó por caer.

En esta situación, enfatizó Nevárez, se encuentran cinco fincas más al menos en el Centro de la ciudad, a las que han colocado soportes de madera, o han acordonado por el riesgo en que se mantienen de derrumbarse.

Por su parte el delegado de INAH en Chihuahua justificó esta decisión al señalar que se obedece a la citada ley y convenciones internacionales que han sido signadas por México.

“Las viviendas particulares con valor histórico es responsabilidad del dueño conservarlas. La ley establece que la responsabilidad de la conservación recae en el dueño o posesionario, sea privado, público, social, asociación lo que sea, es el responsable. Estamos hablando de edificaciones que se dieron durante el periodo de la colonia y Siglo XIX”, explicó.

El antropólogo detalló que no obstante, la ley establece que el dueño deberá obedecer lineamientos y principios para mantener su valor constructivo, y regular construcciones, tales como modificaciones, que son pertinentes hacer.

“Es un error decir que el INAH no permite intervenirlas, sí se permite, lo que no permitimos es hacer lo que a cada quien se le ocurra atentando con principios de conservación. ¿Por qué son tan importantes estos principios de conservación? porque hay una convención internacional de la UNESCO, de la ONU, donde se establecieron acuerdos que México suscribió. Esa convención establece esos criterios de conservar los materiales, la imagen, los principios arquitectónicos, los elementos constructivos originales, no se trata de falsear un monumento, sino de conservar su esencia en lo que sea posible”, dijo.

Señaló que en el caso particular de la finca en la calle 2ª y Doblado, “el dueño se empeñaba en tirar la construcción”, con lo que consideraron no había los suficientes argumentos para destruirla completamente ya que la parte dañada era sólo una nave de la casa, por lo que no se autorizó y aunque el propietario solicitó apoyo monetario para hacer las adecuaciones, éste ya sería otro criterio.

El delegado comentó que actualmente en todo el Estado de Chihuahua se estima que existen 2 mil 600 construcciones con valor histórico, sin embargo, afirmó que no existen programas para el apoyo en su conservación, al menos en el caso de construcciones de particulares.