Local
Por casos de tortura

Contradicen testigos a Corral

Salas de interrogatorios tenían cámaras enlazadas a Palacio de Gobierno, narran víctimas y testigos

El Diario / El exfiscal de Derechos Humanos, durante una reunión con el actual subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas

Orlando Chávez/El Diario

lunes, 28 noviembre 2022 | 07:05

Chihuahua, Chih.– El exgobernador Javier Corral señaló recientemente que no existió la supuesta tortura en los interrogatorios que se aplicaban a los testigos de los Expedientes X; además, enfatizó que es falso que los siguiera a través de cámaras. Sin embargo, esto ha sido contradicho por una lista de testigos, así como seis víctimas, quienes expresaron en sus declaraciones que todos los interrogatorios estuvieron avalados por el exmandatario y que en las salas en la que eran cuestionados había cámaras, las cuales posteriormente supieron que estaban enlazadas a las oficinas del Palacio de Gobierno.

En la audiencia de formulación de cargos que se desarrolló el martes y miércoles, fue presentada una lista de 20 personas que han declarado para fundamentar las acusaciones de tortura que pesan contra el exfiscal de Derechos Humanos Francisco G. A. 

El miércoles inició la audiencia de formulación de cargos contra el exfuncionario, bajo la causa penal 3176 – 22. Entre las declaraciones de la presunta víctima y de otras personas que declararon, indicaron que los interrogatorios de 16 horas, amedrentamiento con agentes de seguridad pública y amenazas contra las familias habrían sido una práctica que se generalizó durante cinco años de la pasada administración.

Entre las declaraciones destacó que el exgobernador Javier Corral no solamente estaba enterado de estas prácticas, sino que presuntamente ordenó poner cámaras para poder seguir los interrogatorios. Según en la lectura de los testimonios que fueron presentados como pruebas, fue indicado que el exfiscal de Derechos Humanos aplicaba interrogatorios de más de 12 horas en los que también participaban dos personas, a las que identificó como el licenciado Flores y la agente Martha Payares. Otra de las prácticas que presuntamente se aplicaron fue seguir con patrullas a la víctima. Esto habría ocurrido en la llamada Casa de Gobierno o Casa de la Zarco.

En su declaración, la víctima mencionó que el objetivo de los interrogatorios era que aceptara que recibió órdenes para realizar acciones que eran directas del exgobernador César Duarte. Expuso que pudo enterarse de que en la Casa de Gobierno de la avenida Zarco había cámaras para que Javier Corral siguiera los interrogatorios. Estos señalamientos fueron recurrentes en otras declaraciones.

Las víctimas de tortura presuntamente efectuada en la pasada administración fueron atendidas en junio del año pasado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, la cual emitió un reporte de la situación en la que estaban cinco de las personas que habrían sido presionadas para ser testigos en los casos del equipo Justicia para Chihuahua, integrado por el Gobierno del Estado.

El sábado, Javier Corral confirmó que hubo muchos interrogatorios y testimonios en la Casa de Gobierno; sin embargo, negó categóricamente casos de tortura por parte del exfiscal Francisco G.

El exgobernador señaló que se encuentra dispuesto a dar la cara en caso de ser citado por la Fiscalía General del Estado (FGE) para emitir su declaración en la investigación que se sigue por presuntos casos de tortura a personajes políticos durante su administración, como parte de la operación Justicia para Chihuahua, y negó haber presenciado algún interrogatorio o tener acceso a carpetas de investigación.

Ante los varios testimonios de víctimas de interrogatorios en los que se acusa una tortura psicológica que eran realizados en la Casa de Gobierno, Corral confirmó que se realizaron decenas de interrogatorios, pero negó que hubiera en ellos tortura psicológica.