Local
Iniciativa con carácter de decreto

Convertirán la Coepi en secretaría

Busca Maru Campos la transformación de fondo en comunidades indígenas

De la Redacción/ El Diario

jueves, 10 noviembre 2022 | 06:22

Chihuahua, Chih.- Con el objetivo de lograr una transformación de fondo en las comunidades indígenas del Estado, la gobernadora Maru Campos presentó ante el Congreso del Estado una iniciativa con carácter de Decreto para convertir a la Comisión Estatal de los Pueblos Indígenas (Coepi) en una Secretaría más del Gobierno del Estado.

En el documento presentado ante el Poder Legislativo, la mandataria se dice consciente de la oportunidad de convertir el dolor en solidaridad, y regresarle la grandeza al estado, compartiendo con el pueblo chihuahuense sus dolores, angustias y esperanzas, mirando a los ojos para generar un compromiso que no se borra.

“La sierra Tarahumara es la espina dorsal que sostiene a nuestro estado, con cada pueblo originario que son sinónimo de grandeza, de lucha, personas de espíritu enorme que hoy abanderan nuestra causa, donde la desigualdad que se construyó por décadas ha provocado que niños comiencen sus carreras de vida con pesos atados a sus tobillos, y hoy debemos de liberar esos pesos con esperanza, con oportunidades y con trabajo”, señaló la jefa del Ejecutivo en la exposición de motivos.

El Gobierno del Estado –señaló- tiene el propósito de contar con entes preparados y especializados, en un marco jurídico de respeto a su cultura, formas específicas de Desarrollo Comunitario, autonomía, sistemas

La Sierra Tarahumara es la espina dorsal que sostiene a nuestra entidad”

María Eugenia Campos Gobernadora de Chihuahua

normativos y producto de consultas, por ello se propone la Secretaría de Pueblos y Comunidades Indígenas con el propósito de sumar la movilización de la sociedad y su articulación participativa para buscar soluciones de fondo y acciones de prevención.

“Dándole seguimiento a un Plan estatal de desarrollo construido desde distintas voces y nichos de la sociedad chihuahuense y sobre todo situar al ser humano en el centro de la gobernanza, hoy estamos ante la gran oportunidad de dignificar la vida de los pueblos originarios, logrando transformar la indignación en esperanza”.

El documento establece también que después de escuchar a la población y sus autoridades tradicionales, la sociedad civil organizada, guías espirituales, líderes religiosos, cámaras empresariales, y entendiendo que las instituciones son diálogos, ya que dialogar es reconocer al otro, porque el ejercicio público cuando tienen voluntad de permanencia no puede ser más que conversaciones, y cuánto más universales sean mayor voluntad se demuestra con hechos y acciones tangibles de oportunidades y en ese momento entraremos en otra dinámica en la historia, empoderando y reconociendo a los pueblos originarios fortaleciendo su independencia.