Local

Crea maestra su propio método de evaluación

Ante la pandemia y las deficiencias del sistema oficial

El Diario

De la Redacción/El Diario

martes, 30 junio 2020 | 19:40

La maestra de secundaria Zulema Jurado recibió el día de ayer decenas de cuadernillos a la entrada de la Secundaria Técnica 78, como parte del último día de clases para los alumnos. 

Sin embargo, el trabajo de evaluación aún seguirá para la docente, quien aseguró que los menores debieron entregar este método de evaluación creado por ella misma con el fin de suplir las deficiencias de un sistema de educación digital y a distancia que la pandemia obligó a emplear pese a que no todos los alumnos tenían las mismas oportunidades de acceso a Internet. 

"Este sistema de educación digital fue complicado, algo para lo que no estábamos preparados. Tuvimos que ir aprendiendo sobre la marcha, obviamente con mucha disposición. El medio de los jóvenes es un sector económico medio-bajo donde trabajan padre y madre. No todos los muchachos tienen acceso a Internet. Estamos hablando de un 60 por ciento y tenemos un porcentaje de hasta el cinco que se quedan fuera", detalló.

La maestra diseñó el material de trabajo que el día de ayer entregaron los alumnos, entre los que, confesó la docente, sí habrá reprobados con base en el desempeño y evaluaciones desde el inicio del ciclo, aún en marzo, y que continuó con la entrega de este material didáctico con el que se evaluó el último periodo. 

"Hay calificaciones bajas y reprobadas, sí. Contados, alrededor de 20 en total de todos mis grupos. Pero esto no es a raíz de que no estuvieran en clases en línea o por Covid, es a raíz de un trabajo previo que iniciamos de febrero al 23 de marzo y fueron alumnos que desde que inició el último trimestre no se reportaron o vienen arrastrando inasistencia o falta de trabajo", aseguró. 

La docente señaló que el cuadernillo que les enviaron desde la SEP fue considerado muy escueto y no abarcaba lo que faltaba del programa. Asimismo explicó que el uso de Classroom o Zoom no atendía una realidad del sector en el que viven los alumnos, quienes como ya citó no contaban con Internet para atender las clases de tipo digital. 

La fecha tentativa, que no es oficial, explicó, será el 7 de septiembre para alumnos y el 28 de agosto para la plantilla docente. La maestra concluyó que ante esta contingencia sanitaria fue difícil el trabajo en línea, y la carga del trabajo fue mucho mayor, mientras que las jornadas fueron a todas horas de recibir llamadas de alumnos y padres con dudas, o entregas. 

Asimismo detalló que otro de los fenómenos es que se debieron despedir de su derecho a la privacidad al dar sus teléfonos personales y trabajar desde sus hogares, donde también hubo reuniones de maestros.