Local

'Creyentes deben tener conciencia de la pandemia'

Vocero de la Arquidiócesis dice que la contingencia sigue reclamando la atención y cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria

Juan Alanís/El Diario

Manuel Quezada/El Diario

lunes, 07 septiembre 2020 | 08:48

Chihuahua.- El anuncio del reinicio de misas presenciales son una palabra de consuelo y aliento, pero al mismo tiempo los creyentes católicos tienen que tener conciencia de que no ha terminado el problema de la pandemia, dijo ayer el sacerdote y vocero de la Arquidiócesis de Chihuahua, Gustavo Sánchez Prieto.

Subrayó que la contingencia sigue reclamando la atención y cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria, por eso sólo se podrá tener una asistencia del 15 por ciento de la capacidad instalada en cada templo. 

El sacerdote Sánchez Prieto dijo que por instrucción del arzobispo Constancio Miranda, las celebraciones deberán ser más cortas y tener al acceso un estricto cumplimiento de las medidas de prevención como sana distancia, uso de gel, toma de temperatura y uso de cubre bocas.

Informó que el arzobispo Constancio Miranda celebrará este domingo la misa en la Catedral Metropolitana a partir de la nueve de la mañana. 

El vocero recordó que el precepto de asistencia a la misma en domingo y días de guardar esta dispensado mientras no se llegue al color verde en el semáforo epidemiológico, por lo que para las personas que no pueden asistir al templo, pueden presenciarla aún por las redes sociales. 

Señaló que también se deberá tener cuidado a la hora de la salida de los templos y evitar la aglomeración con terceras personas que quieran entrar a la siguiente misa. 

“Ahora no habrá permanencia voluntaria, hay que dar oportunidad a personas que quieran entrar”, agregó. 

El arzobispo Constancio Miranda pidió que tanto los coros, como la duración de la eucaristía no tenga una duración como de ordinario, sino que, sin correr, sea un poco más breve. A pregunta expresa sobre la posible asistencia de adultos mayores y niños a los templos, dijo que ellos entran a la categoría de vulnerables y ahí depende de la responsabilidad de cada quien. 

Observó que los creyentes tienen que ser conscientes de que pude haber riesgo para su salud y la de los demás, y que sigue en pie mientras dure la pandemia. Reiteró que mientras dure esta contingencia los creyentes estarán exentos de la asistencia a misa el domingo y días de guardar. 

El vocero de la Arquidiócesis también anunció que en lo personal retomará las celebraciones de la misa en el templo de San Judas, ubicado a la salida a Delicias, las cuales se oficiarán a las 8, 10, 11 de la mañana, así como a las 14 y 16 horas durante el domingo. 

De lunes a sábado hará lo propio en el horario de 12:30 y 15:30 horas y se mantendrán así en caso de que haya la asistencia necesaria. 

Finalmente, el sacerdote exhortó a la población a mantenerse en oración y no descuidar las medidas de prevención a fin de reducir los riesgos de contagio del Covid-19.