Local

Culpa Bienestar a adultos mayores por largas filas

'A pesar de citarlos a una hora específica, deciden acudir sin respetar el orden establecido', responde

Heriberto Barrientos/El Diario

miércoles, 13 julio 2022 | 19:12

La delegación del Bienestar respondió a El Diario que las quejas de aglomeraciones de solicitantes adultos mayores para la “Pensión Universal” denunciadas por este medio de comunicación, obedecen entre otras causas a que las personas no respetan horarios ni el orden establecido. La dependencia federal informó ayer que inicialmente se tenía contemplado pagar a 800 personas y ante la alta demanda, se efectuaron 1 mil 200 pagos. 

Respecto a las noticias difundidas sobre aglomeraciones en el operativo de pago de la Pensión Universal para personas adultas mayores, la delegación estatal de los programas para el Bienestar informó textualmente lo siguiente: 

El lunes 11 de julio comenzó el operativo de pago de la pensión para personas adultas mayores en Chihuahua, Chih. 

Anticipadamente se le llama a los derechohabientes para que acudan de acuerdo a un orden establecido para evitar aglomeraciones. No obstante, las personas a pesar de citarlas a una hora específica, deciden acudir sin respetar el orden establecido. 

El día de ayer (lunes) se tenía programado pagar aproximadamente 800 personas y se pagaron a 1 mil 200. Este es el primer operativo en donde se paga a través del Banco de Bienestar y no de Telecomm, lo que ha generado un retraso de una hora, debido al ajuste del cambio. 

No obstante, una vez que se le revisan los documentos, el paro es rápido. 

Este medio de comunicación publicó ayer en su portada que cientos de adultos mayores hicieron fila de hasta cuatro horas bajo el intenso sol en espera de entregar los documentos para recibir los apoyos de Bienestar, en las inmediaciones de la referida escuela secundaria. La mayoría eran adultos mayores que llegaron con bastón, muletas e incluso en silla de ruedas para entregar sus documentos. Algunos portaban sombrillas para cubrirse el sol y hasta una sábana les sirvió para resguardarse de los fuertes rayos. 

Hicieron una larga fila en la calle Urueta para ingresar a dicho plantel, pero la queja de los adultos mayores y sus familiares es que no había sombra. Algunos estaban haciendo fila desde antes de las 8 de la mañana y pasadas las doce del mediodía todavía no les recibían la documentación.