Local

'Debe ser prioridad vacunar a personal sanitario'

Dice la Coparmex que tanto el público como el privado

Juan Alanís/El Diario

Manuel Quezada/El Diario

jueves, 15 abril 2021 | 11:24

Chihuahua.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Copamex) señaló que una de las acciones prioritarias para combatir la pandemia es la vacunación inmediata a todo el personal sanitario, tanto público como privado, por lo que exigió trato igual para todos. 

El Plan Nacional de Vacunación se ha quedado corto, el Gobierno debe cumplir con los plazos, la distribución adecuada de las dosis recibidas, las metas en la cantidad de las personas inmunizadas y enfocarse en garantizar la seguridad del personal médico, señaló en un comunicado de prensa.

Indicó que el sector empresarial les dice a las autoridades que cuentan con ellos como un aliado para facilitar y acelerar la vacunación a nivel nacional. 

Según el portal timetoherd.com con información de la Universidad de Oxford, al ritmo de vacunación actual, México tardaría 496 días en alcanzar que el 70% de la población esté vacunada contra el COVID-19, esto es 5 veces más que EEUU, 4 veces más que Chile y 2 veces más que España. 

Observó que, si el ritmo de vacunación sigue siendo lento, la enfermedad estará entre la población de México por más tiempo y se necesita al personal de salud listo, seguro, motivado, reconocido y cobijado por todos.  

El llamado es a que se ponga fin a la diferenciación errónea y discriminatoria, no hay personal médico de primera, segunda y tercera línea. “Hay personal médico de primer contacto que debe ser vacunado cuanto antes”. 

Hoy más que nunca México debe estar del lado de los camilleros, trabajadores de administración y de limpieza, vigilantes, laboratoristas, enfermeras y médicos sin distinguir si son del sector público o privado. “A ellos todo nuestro agradecimiento, solidaridad y admiración”, subrayó la Coparmex. 

Agregó que a poco más de un año de declarada la emergencia, México acumula más de 2.2 millones de contagios y más de 321 mil muertes por COVID-19 de acuerdo con datos oficiales.

Según las cifras de exceso de mortalidad advertidas por algunos expertos, México es el segundo país con más decesos en el mundo. Queda claro que la estrategia de contención falló. 

El resultado es que, además, se tiene la tasa de letalidad más alta del mundo, mueren casi 9 de cada 100 personas que se contagian, mientras que la tasa promedio en el mundo es 3.3%. 

Pero algo que agrava aún más la situación es que se dispone de una de las cifras más altas en cuanto al número de muertes en el personal de salud por COVID-19 según un informe de Amnistía Internacional con cifras de la Organización Mundial de la Salud. 

Es muy importante señalar que el 27% de las muertes en personal de la salud no fueron quienes están en la llamada “primera línea”, sino el personal de “primer contacto” como son los médicos generales, médicos familiares, enfermeras e incluso odontólogos. 

La diferencia en el porcentaje es claro, en comparación con el 7% de médicos de cuidados intensivos, cuya cifra es menor, aunque no menos relevante, y esto es gracias a que cuentan con equipo de protección y protocolos más estrictos.