Local

Debieron de poner reja y no una barda en fraccionamiento afectado por lluvias

El agua alcanzó los dos metros de altura en el cauce del arroyo que acondicionaron

Paco López

Federico Martínez/El Diario

sábado, 03 julio 2021 | 05:00

Los responsables de la construcción del fraccionamiento Ankara, en el sur poniente de la ciudad, debieron de colocar una reja y no una barda sobre el cauce del arroyo que fue acondicionado y que atraviesa dicha zona habitacional, explicó el director de desarrollo urbano y ecología, Gabriel Valdez, por lo que pedirán a la desarrolladora que levante una reja para permitir el paso del agua.

En el perímetro del fraccionamiento, el cual da a el cauce del río Chuviscar, solo quedaron los restos del material de la barda, misma que no aguantó la fuerza y la magnitud de los 15 milímetros de lluvia que cayeron la tarde de jueves, generando que lo que es un arroyo canalizado, en medio de dos viviendas, el nivel del agua llegara a los dos metros de altura.

“Realizamos una inspección a los daños causados por el fuerte aguacero y tratando de identificar las causas de los daños que son evidentes”, comentó a la par que mencionaba que los fraccionamientos involucrados eran Ankara y Praderas leik, mismo que está en proceso de construcción y que ya se vio afectado por las lluvias.

Gabriel Valdez comentó que aunado a la lluvia intensa, la cual trajo un arrastre de lluvia y maleza, generó en el fraccionamiento Ankara un rebase de agua hasta las bardas, las cuales debido a la presión cedieron y se vinieron abajo.

El agua en la zona del arroyo llegó a los dos metros de altura al momento de colapsar la barda, por lo que al caer, inunda el fraccionamiento Praderas Leik, arrastrando las carpetas de pavimento e incluso algunas baquetas.

La zona de praderas leik en donde se volvió a acumular el agua, derribó otra segunda barda, para que el vital líquido fuera a desembocar al río Chuviscar, metros más adelante.

Respecto a quien deberá de cubrir los daños, el director de desarrollo urbano comentó que serán las fraccionadoras las que respondan a sus clientes, además de reparar la zona donde estaba la barda.

fmartinez@diarioch.com.mx