Local

Declaran culpable a Tarín por desvío de 2.4 mdp

El viernes se determinará su condena

De la Redacción
lunes, 15 julio 2019 | 20:27

Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado obtuvo un fallo condenatorio en contra del ex Director de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda, Antonio Enrique Tarín García, como responsable del delito peculado por el desvío de 2.4 millones de pesos. El viernes establecerán la sanción de cárcel y multa económica.
En su calidad de coautor participó en esa distracción, hechos por los que ya fueron sentenciados el exdiputado Fernando Mariano Reyes Ramírez y el empresario, Iván Elí Sánchez Jasso.
En el Juicio Oral 87/2019, el órgano técnico presentó más de 90 pruebas; entre las cuales destacan,  declaraciones de testigos, informes, documentos, peritajes, evidencia contable, documentales públicas y bancarias.
De acuerdo con lo expuesto por el Agente del Ministerio Público, el condenado en calidad de presidente del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo del Estado, simuló el proceso para la contratación de servicios profesionales a favor de la empresa Bildung Consultoría Organizacional S&S S.A. de C.V.
Fue durante los meses de julio a septiembre de 2016, cuando Tarín García, sabía que el recurso no sería aplicado para algún programa, ya que esto formaba parte del “pago” de un compromiso personal efectuado entre el exdiputado Reyes Ramírez y el exgobernador, César Duarte Jáquez, para que votara en el Pleno del Congreso a favor de la bursatilización.
El contrato de servicio que firmó y autorizó incluyó un análisis de situación de municipios con una investigación y documentación con duración de 50 horas; unl presupuestal que consistiría en la revisión del ciclo presupuestario con duración de 100 horas; de la situación financiera del Gobierno Federal, que incluía una revisión de documentación referente al presupuesto y necesidades actuales de los municipios, con duración de 40 horas.
También ma supuesta prospectiva de programas federales y su aplicabilidad que consistiría en revisar la alineación de programas federales con municipios, con una duración de 80 horas.
Según el Tribunal en su fallo, la intervención de Antonio Enrique Tarín García fue vital para la comisión del delito de peculado agravado, dado el cargo clave que éste desempeñaba; además de que formó parte del acuerdo para desviar el dinero, y colaboró para distraer el procedimiento de licitación que buscaba darle apariencia de legalidad.