Local

'Dejaban colonias sin agua por albercas'

Clausura la JMAS 15 tomas clandestinas

Francisco López/ El Diario

Orlando Chávez/ El Diario

miércoles, 03 junio 2020 | 12:36

Chihuahua.- Un total de 15 tomas clandestinas fueron clausuradas por la JMAS en el acueducto de Los Ojos de Chuvíscar. 

Según información de la dependencia, el líquido eran utilizado para llenar albercas y áreas recreativas privadas, e incluso para la instalación de uno centro hípico.

Según explicó el presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), Roberto Lara, el robo de esta agua, el cual ya está en un proceso administrativo, dejaban sin el líquido a colonias como la Dale, Cerro de la Cruz y Rosario y afectaba el suministro en Los Pinos, Malvinas y Esperanza, así como Guillermo Lujan y Zootecnia. 

Mencionó que el acueducto es alimentado por una batería de seis pozos que aportan a la ciudad 200 litros por segundo, de los cuales eran sustraídos de manera ilegal 50. 

El funcionario estatal explicó que las 15 tomas que fueron retiradas son la totalidad de las que han sido localizadas, y que fue posible retirarlas gracias a que contaron con el apoyo de la Policía Municipal. 

"Hubo alguna resistencia de personas que se acercaron, pero al ver el tamaño del operativo decidieron retirarse”, apuntó. 

Recalcó que las personas que quieran contar con agua para sus granjas o huertas pueden acercarse a hacer un contrato para que paguen por lo que consuman, como todos los demás usuarios. Sobre la situación de las tomas clandestinas y los responsables de usarlas, precisó que se hacen las revisiones administrativas, pero que se le está dando prioridad a que se regularicen. 

Destacó que se realizan operativos de manera constante para vigilar que no haya más robos de agua, ya que tiene un impacto en las condiciones del servicio que reciben los habitantes de la zona occidente de la ciudad, aproximadamente 10 mil personas. 

La JMAS mantiene un operativo similar en el acueducto de El Sauz, en el cual también fueron retiradas tomas clandestinas que eran utilizadas para regar huertas, pero el robo de líquido era de 150 litros por segundo; en la actualidad es de 20 litros, pero una parte de esta cantidad se debe a una fuga en las instalaciones. 

Lara mencionó que en ambos acueductos hay medición a través de telemetría que permite detectar de inmediato cambios de presión no justificados. 

ochavez@diarioch.com.mx