Local

Dejaron su rancho y empezaron una nueva vida

Su familia fue desplazada por la violencia

Alejandra Sánchez / El Diario

sábado, 03 septiembre 2022 | 05:00

Chihuahua.- Margarita, es una mujer originaria de la comunidad Monterde del municipio de Guazapares; lugar de donde ella tuvo que salir debido a la ola de violencia que se vive en la Sierra Tarahumara. 

Collares, blusas bordadas a mano, entre otras artesanías es lo que ella realiza para poder vivir. 

“Tuvimos que buscar la manera de seguir y de salir adelante, mi familia y yo nos venimos para acá tuvimos que dejar nuestra casa, allá cosechábamos maíz, frijol y papas, teníamos árboles de pera y de otros frutos, pero un día nos obligaron a mis hijos, a mi esposo y a mí a irnos”.

Según lo que narra Margarita, ella y su cuñada son las que elaboran estas piezas las cuales llevan de dos a tres días de trabajo. 

“En el caso de las blusas si batallamos un poco más ya que, implica mucho bordado, también hacemos trajes de la baja, tortilleros, bolsas y otras cosas”. 

Actualmente, la venta ha estado baja para estas dos mujeres y de acuerdo con su testimonio, sólo han podido vender su mercancía a particulares ya que, en las tiendas de Arte Popular, las cuales son parte del Fomento y Desarrollo Artesanal de Chihuahua (FODARCH), se las han querido comprar a muy bajo costo. 

Para ella y su familia, dejar sus tierras ha sido muy difícil ya que el estilo de vida, es muy diferente en la ciudad. 

“Pues sí batalla una para acostumbrarse, allá sí quieres una manzana la tierra te lo da y aquí no, las cosas son muy caras; por ejemplo, en el caso de las telas, estas han aumentado mucho su precio”, expresó Margarita. 

En caso de que alguien desee comprarle y apoyar en la economía de ella y su familia; ella puso a disposición su número de celular para que puedan hacerle pedidos. 

“Me pueden contactar a mi teléfono celular que es: 614 4759075; si quieren algo y no lo tenemos podemos hacérselos”.

Los municipios más afectados a causa del desplazamiento son: Guadalupe y Calvo, Uruachi, Madera, Bocoyna, Urique y Valle de Zaragoza. 

En este mismo sentido, el pasado jueves la relatora de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Cecilia Jiménez Damary, se reunió con autoridades del Gobierno del Estado y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para hacer un diagnóstico sobre la situación que se tiene por este fenómeno y dar a conocer las acciones que se han tomado e implementarlo para intentar abatirlo en el futuro.