Local
Investigan 178 casos de sexting de enero a julio

Del ciberacoso... al feminicidio

De 6 meses a 4 años de prisión y de 100 a 200 días de multa a quien reciba, revele o difunda material con contenido sexual

Internet

Salud Ochoa/El Diario

sábado, 14 agosto 2021 | 07:51

Chihuahua– Desde Juárez hasta Matamoros y desde Jiménez hasta Madera, el territorio estatal en sus cuatro puntos cardinales registra víctimas de ciberacoso, particularmente sexting, que a su vez suele derivar en “sextorsión”. 

Juárez, Chihuahua y Parral son los municipios que presentan la mayor cantidad de carpetas de investigación abiertas por este motivo. El ciberacoso es otra forma de violencia de género que puede iniciar en los medios digitales y derivar en otros tipos de violencia más graves, como la violación, agresión física o incluso el feminicidio.

Estadísticas de la Fiscalía General del Estado indican que del 1 de enero al 31 de julio del 2021 se han abierto 178 carpetas de investigación por sexting en Chihuahua y detallan que tan sólo al cierre del primer trimestre del año sumaban un total de 83 expedientes, de los cuales 49 fueron en la Zona Norte, 27 en la Zona Centro, 6 en la Zona Sur y 1 en la Occidente, lo que significa que al cierre del segundo trimestre la cifra fue más del doble. En cuanto a municipios, Juárez y Chihuahua capital encabezaron la lista con 48 y 25 expedientes abiertos respectivamente en el 1er trimestre.

En 2021, según datos de la Dirección de Evidencia Digital e Informática Forense, se han recibido también 25 reportes de sexting y 50 por acoso, mismos que llegan por correo o a través de mensaje privado pero que no son equivalentes a las denuncias formales ante el Ministerio Público.

En el lapso de 2018 a 2020 se abrió un total de 690 carpetas de investigación tan sólo en 24 municipios de la entidad, lo que no significa que en el resto de los ayuntamientos no se dé, y aunque Juárez (357), Chihuahua (202), Parral (27), Cuauhtémoc (26) y Delicias (24) lideran la incidencia delictiva, en la lista se encuentran también sitios como Madera, Buenaventura, Guachochi, Rosales y hasta Santa Isabel, entre otros.

Jaqueline Contreras, coordinadora del Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres en Chihuahua (Cavim), explica que en el caso de las mujeres, su edad, condición económica o discapacidad, entre otros factores, hacen que aumente el riesgo de vivir este tipo de violencia y, al no pedir ayuda, se pueden generar otros ataques más graves, por ejemplo una violación, agresión física o incluso el feminicidio.

Contreras agrega que por parte de la persona agresora hay también situaciones que se deben considerar a la hora de evaluar el riesgo, ya que puede aumentar de un momento a otro. Dichos factores a considerar son que tenga alguna adicción, que tenga acceso al uso de armas, que forme parte de alguna corporación policiaca o tenga nexos con la delincuencia organizada, por mencionar algunos.

“La cercanía que tiene el agresor con la víctima puede ser determinante para que esta violencia se incremente, por lo que en todo momento es importante acudir a denunciar”, exhortó.

“Aunque no sepas la identidad real de la persona que está ejerciendo la violencia, hay que denunciar, ya que actualmente las fiscalías especializadas cuentan con los medios para hacer las investigaciones correspondientes”, agregó.

Destacó que es importante también acercarse a las instancias jurídicas y de atención a la violencia contra la mujer para recibir apoyo.

El ciberacoso, según publican expertos del Tecnológico de Monterrey en su sitio de noticias, es considerado como una forma o método de violencia que se ha convertido en uno de los principales peligros entre la población de jóvenes en el siglo 21, aunque los adultos no quedan exentos del riesgo de experimentarlo.

Lo anterior lo confirman las estadísticas oficiales de la Fiscalía General del Estado, donde se establece que a pesar de que las mujeres de 18 a 29 años son las más afectadas –y por cuyas denuncias se tiene un mayor número de carpetas de investigación abiertas–, eso no impide que haya víctimas menores de 1 año o mayores de 60 años.

El sexting afecta más a las mujeres de todas las edades que a los hombres, ya que de las 690 carpetas de investigación mencionadas anteriormente, 648 tienen una víctima del sexo femenino y sólo 42 del sexo masculino. 

Tras la reforma al Código Penal del Estado de Chihuahua, el artículo 180 Bis. del Código Penal del Estado de Chihuahua establece que “quien reciba u obtenga de una persona, imágenes, textos o grabaciones de voz o audiovisuales de contenido erótico o sexual y las revele o difunda sin su consentimiento y en perjuicio de su intimidad, se le impondrá de seis meses a cuatro años de prisión y de cien a doscientos días de multa”.

Sin embargo, para lograr que un acosador sea castigado, es necesario que las víctimas reconozcan que están siendo violentadas y decidan denunciar a quien o quienes las agreden a través de la red.

De acuerdo con datos del Módulo sobre Ciberacoso (Mociba), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), más de 17 millones de personas usuarias de Internet de 12 años o más que afirmaron haber vivido alguna situación de acoso cibernético, 9.4 millones eran mujeres; el grupo más afectado es el de las personas jóvenes de 20 a 29 años. 

El Mociba también señala que 40.3% de las mujeres víctimas enfrentaron insinuaciones o propuestas sexuales, 35.3% fueron contactadas mediante identidades falsas, y 33.9% recibieron mensajes ofensivos.

Tome nota

El ciberacoso daña significativamente a la persona, provocando aislamiento, desánimo o depresión. Estos son los diferentes tipos:

1. Ciberbullying 

También llamado ciberacoso escolar, se caracteriza por presentarse generalmente entre menores de edad de manera intencional y reiterada. 

2. Sextorsión

Se caracteriza principalmente por la extorsión hacia la víctima con intenciones de carácter sexual en el que se le amenaza con exponer contenido sexual de la misma.

3. Grooming 

Es el acoso que se presenta de parte de un adulto hacia un menor de edad con intenciones sexuales, generalmente el mayor de edad se hace pasar por menor de edad para empatizar con la víctima y así ganar su confianza. 

4. Ciberviolencia de género

Se presenta por una persona o grupo de personas hacia otra u otros del sexo opuesto, en el que se ejerce violencia a través de insultos, acoso, control, ataques, chantaje. 

5. Sexting

Consiste en el envío de imágenes de índole sexual entre dos personas, generalmente de manera consensuada. Si bien esta práctica no constituye un tipo de acoso, la persona que lo practica debe de ser consciente del riesgo que podría suponer el envío de este tipo de contenido ya que podría derivar en sextorsión.