Local
Le dijeron que se pasó un retén de inspección

Denuncia adulto mayor abuso policial

Asegura que teme por su integridad física y la de su familia

Silvestre Juárez/El Diario

De la Redacción

viernes, 16 julio 2021 | 05:00

Luis José Anaya Villa, cirujano dentista de 66 años, denunció a dos elementos de la Policía Municipal quienes el pasado sábado 10 de julio lo detuvieron sin ninguna razón en la carretera libre a Juárez, lo estrujaron, humillaron, lastimaron sus muñecas abusando de su autoridad, por lo que hizo pública su queja “para que estas atrocidades no ocurran a más ciudadanos”.

Platicó que esa noche venía de regreso de un rancho que tiene al pasar la caseta de Sacramento, se detuvo en una tienda de conveniencia y en lugar de pasar por el retén de inspección tomó la vía libre. No obstante, varios kilómetros adelante, por las llamadas “Curvas del Perico” una unidad que lo seguía encendió las torretas y le pidieron que se detuviera. Fue al lado de una casa cuando descendió del vehículo y los dos elementos, una mujer y un hombre, comenzaron a acosarlo y a hablarle de forma altisonante, a lo que el ciudadano exigió conocer el motivo pero los uniformados le argumentaron que se pasó la revisión, así como darle a entender que era un ignorante de las leyes; revisaron su vehículo, le obligaron a sacar su cartera para revisarla, pero alcanzó a hacer una llamada a su familia para explicar dónde se encontraba ya que eran pasadas las 21:00 horas y en ese momento temía por su vida por la actitud de los agentes.

Comentó que fue esposado de forma muy agresiva y se dirigieron a la Comandancia Norte mientras su vehículo lo llevaba la agente, sin embargo iban a alta velocidad y temía que fueran a chocar. 

“Fue muy humillante cuando llegamos, ahí me estrujaban, las esposas me estaban lastimando, las apretaban a propósito, ahí te desnudan te toman fotos. Me amenazaron asegurando que no iba a salir, pero afortunadamente cuando me tocó ir con el juez cívico me dio la razón y me soltó. Yo lo que quiero es que más gente no pase por estos abusos, afortunadamente no pasó a mayores pero mis manos aún me duelen, tengo insensibilidad en uno de mis dedos porque fueron varias horas. Esto me afecta porque hago cirugías dentales y ahorita no puedo hacerlas”, comentó el adulto mayor quien mostró la denuncia interpuesta en la Fiscalía General del Estado (FGE) con número 192021/13156 en la Unidad Especializada en Delitos de Peligro, contra la Paz, la Seguridad de las Personas y la Fe Pública, con Itzel Cota, agente del Ministerio Público que lleva su caso. También presentó la queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), con número de 10s.1.1.144/2021 por presunta violación al derecho de la integridad y seguridad personal. 

No obstante, reconoció tener temor por su integridad física y la de su familia por cualquier tipo de represalia que pudieran tomar los involucrados, ya que el caso se llevará hasta las últimas consecuencias, pero argumentó estar firme en su convicción y que quede como antecedente para que las autoridades sirvan y protejan a los ciudadanos, no al revés.