Local

Denuncian “robo” de agua en la Papelera

Personal de la empresa informa cuánto es su consumo, ya que el medidor está dentro de la planta

Francisco Córdova/El Diario
viernes, 05 julio 2019 | 10:05
Tomada de Facebook

Chihuahua.- Vecinos de la colonia Popular denunciaron a la empresa Papelera de Chihuahua, ubicada en las Avenidas Teófilo Borunda y Lombardo Toledano, por irregularidades y robo de agua potable de la red.

Roberto Lara, director de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), explicó que, si bien no se trata de una toma clandestina, sí es una línea exclusiva que sólo usa la Papelera; también dijo que lecturas de gasto del líquido se mantienen en la opacidad, pues las realiza la propia empresa al impedir el acceso de personal capacitado y autorizado de la JMAS.

Los inconformes acusan a la empresa de usar grandes cantidades del líquido, lo que provoca que en estas temporadas la presión del agua baje en perjuicio de las familias que habitan la colonia.

“En el caso de la Papelera el problema es que la conducción del agua pasaba por una calle anteriormente que, desconozco por qué, pero la Papelera se apropió de ella. Entonces se cambió la línea, se hizo otra línea, pero siguió la que alimentaba de agua a la papelera.

Dentro de esta línea tenían ellos el medidor del agua que consumen. Cuando empleados de la JMAS iban a tomar lectura, por cuestiones de seguridad no dejaban entrar a nuestro lecturista a revidar el medidor, entonces la Papelera le entregaba mes a mes un reporte de esta lectura, lo que es incorrecto”, destacó.

Así pues, derivado de la situación irregular en la que permanece la empresa, la dependencia anunció que tomará cartas en el asunto con el fin de regularizar la utilización del líquido, que de manera industrial se lleva a cabo en estas instalaciones. “Lo que vamos a hacer es sacar el medidor y esa línea que abastece a la Papelera se va a cancelar completamente y se va a abastecer de la línea general. Entonces vamos a poder medir exactamente el consumo que tengan y ya no van a tener ninguna línea que de manera particular usen sólo para ellos”, informó.

No obstante esta línea exclusiva no se puede considerar como robo, dado que la propia JMAS no cuenta con pruebas que denote alguna conducta ilegal de la Papelera, por lo que no se podría proceder legalmente.

La investigación, explicó, fue derivado de las denuncias de los vecinos de la colonia, quienes desde administraciones pasadas habían expuesto esta situación a las autoridades.