Local

Denuncian detención ‘arbitraria’

Abogada de Leonor Z. asegura que es un chivo expiatorio

El Diario

Agencias

viernes, 28 agosto 2020 | 18:40

El pasado 27 de noviembre de 2019, en una tienda de conveniencia ubicada en el kilómetro 83 de la carretera Chihuahua-Juárez, fue detenido un hombre que conducía una pickup verde cargada con más de 193 kilos de mariguana, pero este fue liberado y en su lugar detuvieron a Leonor Z., comentó la abogada María de Lourdes Chávez Loya. 

Mencionó que su defendido, un hombre de 33 años originario de Guadalupe y Calvo, de oficio albañil, no tenía trabajo, por lo cual se dirigió a un rancho, pero solamente le ofrecían ser conductor de un tractor, y al no saber conducir lo rechazó y se dirigió a dicha tienda para tomar el camión. 

La abogada señaló que en ese momento dos elementos de la Dirección General de Seguridad en Carreteras e Instalaciones, dependiente de la Guardia Nacional, detuvieron a un hombre que viajaba en una camioneta Dodge Ram de color verde, en la cual transportaba 426 paquetes confeccionados con material sintético transparente y cinta de color café, que contenía en su interior 193 kilos 233 gramos de mariguana. En ese momento uno de los policías le habla a Leonor, y es cuando sueltan a la otra persona y se llevan detenido a su cliente. 

El enervante se encontraba oculto en las vestiduras de las puertas laterales, en un tanque de gas que traía en la caja y bajo el piso, así como en la llanta de refacción del vehículo que conducía. Este hecho ocurrió en el kilómetro 083+200 de la carretera federal 320, Chihuahua-Ciudad Juárez, tramo Sacramento-El Sueco, el 27 de noviembre del año pasado, según se conoció. 

Chávez Loya afirmó que cuentan con las pruebas necesarias para comprobar lo anterior, además de aclarar que está por iniciar la audiencia intermedia tras concluir la investigación por parte de la Fiscalía General de la República. 

Asimismo, mencionó que hace un par de días la FGR dio a conocer una supuesta sentencia por contrabando de droga contra su defendido, lo que ocasionó un infartó al abuelo del imputado, por lo que afirmó que la dependencia en cuestión ocasionó un daño moral a su cliente, por lo cual los hace responsables. 

María de Lourdes Chávez señaló que los dos elementos que detuvieron a su defendido son los agentes de la Policía Federal división Caminos asesinados la tarde del lunes 13 de enero de este año en el tramo de Aldama a Ojinaga, a la altura de la carretera a Falomir, el inspector Mónico Lioda y el suboficial Alejandro Cesáreo Casarín Montiel, quienes circulaban a bordo de la unidad 19407.