Local

Denuncian muerte de niños por hambre

Estas muertes se han registrado en el lapso comprendido entre junio a septiembre del año en curso

Archivo/ El Diario

Salud Ochoa/El Diario

martes, 28 septiembre 2021 | 09:28

La falta de alimentación adecuada ha generado la muerte de por lo menos 5 niños con problemas de desnutrición severa para los cuales, no se ha tenido el medicamento necesario para atender dicho padecimiento cuando los pacientes llegan al hospital.

Así lo denunció Juan Villalba, líder de la sección 12 del Sindicato de Salud en Guadalupe y Calvo y dijo que estas muertes se han registrado en el lapso comprendido entre junio a septiembre del año en curso.

Según Villalba, los niños afectados son de las comunidades de Pino Gordo, Huasachique y Sinatachi, entre otros y han llegado con desnutrición de tercer grado.

“Los niños desnutridos están llegando mucho de Pino Gordo, Huasachique y Sitanachi. Traen desnutrición de tercer grado. Hasta ahorita van de 4-5 defunciones por desnutrición de junio a la fecha y no tenemos medicamentos básicos para ellos”, dijo Villalba.

Señaló que el hospital de la localidad todo el tiempo está pidiendo apoyo a la presidencia municipal, cuando en teoría tendrían que estar exigiendo a la secretaría de salud que haga lo propio.

“Uno de los grandes problemas que tenemos en la sierra es la llegada de los medicamentos básicos para controlar enfermedades crónicas y lo mismo nos está pasando con los insumos que se necesitan para los niños desnutridos”, expresó.

Según datos estadísticos de la Secretaría de Salud, en el 2021 se ha registrado un incremento del 26 por ciento en casos de desnutrición en Chihuahua, ya que al término de la semana epidemiológica 36 se reportan 163 nuevos casos de desnutrición severa superando el total acumulado en el mismo periodo del 2020 y que sumó 121.

En cuanto a desnutrición moderada, la cifra actual es de 276 nuevos casos registrados por la dependencia contra 189 acumulados en el 2020. La desnutrición leve suma 1 mil 092 casos contra 870 del año anterior  

En este contexto, gobernadores indígenas de los municipios de Guachochi y Bocoyna, manifestaron preocupación debido a que se esperan cosechas pobres y en consecuencia poco alimento disponible para enfrentar la temporada invernal que se avecina. Aunado a ello, señalan la falta de personal médico en la región así como la persistencia de padecimientos como la desnutrición y la tuberculosis.

“El maíz apenas anda dando algunos elotes y el frijol no rindió. La gente anda batallando queriendo salvar el maíz y el frijol se puso amarillo porque duró quince días sin llover. Acá en la sierra ya empezaron las heladas y con el frío se vienen las enfermedades”, señalaron.

Indicaron que si bien es cierto hay quienes reciben apoyos a través del programa “Sembrando Vida”, en realidad es apenas del 20 al 30 por ciento de la población indígena la que cuenta con eso.

“Son muy pocos los que reciben ese apoyo y la gente si batalla mucho para sobrevivir”.

Los entrevistados indicaron que la desnutrición, el alcoholismo y la drogadicción son los problemas más frecuentes entre la población serrana y aunque las muertes por desnutrición se dan todo el tiempo, no se registran debido a que la gente de la etnia no acude a tramitar un acta de defunción.

De igual forma hicieron hincapié en que de nada sirve que se tengan clínicas y espacios para atención médica, si no hay personal que preste el servicio.

“Los que atienden van cada 20 días o cada mes a las clínicas y la gente que se enferma tiene que hacerle como pueda. Hay mucha desnutrición y tuberculosis pero a veces esas muertes nadie las toma en cuenta porque no están en el registro civil”, apuntaron.