Local

Deportó EU a hondureño en septiembre; 4 meses después llegó a Chihuahua

Es originario de una de las ciudades más peligrosas de Centroamérica

El Diario en Línea
martes, 21 mayo 2019 | 11:38
Archivo/ El Diario

Chihuahua.- Wilson Lenin Pacheco Barrera, el migrante hondureño a quien se señala como responsable de la sustracción de Rubí Rubio Insunza –de 12 años– habría sido arrestado el 28 de agosto del 2018 en el estado de California por carecer de documentos para permanecer en territorio estadounidense.
Al día siguiente, según consta en el portal “parcermonitor” que da seguimiento a los casos en la corte, fue presentado ante un juez y se le asignó un intérprete de español para que tuviera conocimiento de los cargos. Se presume que su deportación ocurrió durante la primera quincena de septiembre.
A través de redes sociales, quienes le conocieron afirman que ignoran si tras la deportación volvió a Honduras o arribó a suelo mexicano, pero en enero de este año apareció por primera vez en la colonia Punta Oriente, donde vivía Rubí y su familia.
Pacheco Barrera es originario de San Pedro Sula, considerada hasta el 2016 como una de las ciudades más peligrosas de Centroamérica debido al dominio que las pandillas de Maras Salvatruchas ejercían en sus calles y con una tasa de 172 asesinatos por cada 100 mil habitantes.
Si bien, los números se han reducido, la violencia sigue presente. En el 2018 una de los víctimas fue Adonay Pacheco, hermano de Wilson.

Los dos habían sido arrestados en el 2015 por la Unidad Contra Maras y Pandillas de la policía hondureña, bajo los cargos de  bajo los cargos de violación y privación de la libertad de menores en el año 2015.
Los hermanos Pacheco Barrera fueron recluidos en el Centro Penal de San Pedro Sula que fue clausurado en el 2017, y que llegó a albergar a más de 2 mil internos, principalmente integrantes de las dos pandillas más peligrosas de Honduras: MS-13 y Barrio 18.

En el interior de ese penal los líderes maras ejercían el autogobierno.
Se ignora cuánto tiempo permaneció Wilson en prisión, o si pudo haber alcanzado la libertad tras el cierre del penal.
En octubre del 2018, de San Pedro Sula partió la primera caravana migrante. Más de mil personas se pusieron en marcha en busca de cruzar la frontera con México y avanzar hacia los Estados Unidos, buscando un mejor futuro para sus familias. Desde ese punto otros éxodos migratorios se continuaron sucediendo.