PUBLICIDAD

Local

Desea fortuna a sus clientes

Brinda Alberto la suerte por más de 50 años

Juan Carlos Núñez / El Diario

miércoles, 21 diciembre 2022 | 16:35

Alberto ha dedicado toda su vida a hacer muy buenos amigos e incluso transformar el destino de muchos que tuvieron problemas económicos y ahora son exitosos

Para esta temporada navideña, alguien que desea toda la fortuna a sus clientes, es Alberto Labra, es uno de los más conocidos billeteros del Centro Histórico, quien desde los ocho años, cuando acompañaba a su padre al vender la suerte de las loterías, se ha dedicado toda su vida, con mucha satisfacción por hacer muy buenos amigos e incluso transformar el destino de muchos que tuvieron problemas económicos y ahora son exitosos, por lo que ahora espera vender el billete ganador para el sorteo del 24 de diciembre.

Actualmente tiene su puesto de venta en la intersección de la calle Libertad y Cuarta, a un lado de Catedral, donde todos los días acuden decenas de personas a buscar suerte y quizás pegarle a un premio muy robusto, mientras que él los atiende con mucho gusto, además de escuchar y platicar muchas anécdotas.

No por nada, le han llamado emisario de la fortuna, ya que él ha vendido siete premios mayores de Lotería Nacional, con lo que ha cambiado la vida de quienes acudieron a él, algo que le ha dejado mucha alegría porque el agradecimiento ha sido bien recibido.

La última vez que vendió el primer premio fue en la Navidad del 2019 antes de iniciar la pandemia de Coronavirus (Covid19), por lo que tras varios años caóticos por la enfermedad y las restricciones, espera que este 2022, vuelva a traerle la suerte a algún comprador.

“Ese es mi deseo de Navidad, vender el boleto ganador. Juega este 24 de diciembre y creo que si cae en Chihuahua, ojalá sea uno de mis muchos amigos que vienen o algún lector”, comentó.

Es uno de los tantos personajes en el primer cuadro de la ciudad que le ha dedicado medio siglo a la venta de billetes de lotería, instantáneos, raspaditos y similares. Gracias a su labor, ha vivido bien según platicó, ha sacado a su familia adelante y ha hecho muy buenas amistades.

Entre varias anécdotas, platicó que algunos clientes frecuentes no han podido ir por sus boletos, por lo que hasta les ha facilitado el tenerlo y fiarle. En una ocasión, el billete fue ganador.

Es tanta la popularidad que suelen acudir más de 100 personas al día, muchos de ellos clientes de antaño, quienes no pierden esperanza en que alguna vez les pegue la suerte y se lleven un premio que les cambie la vida.

No obstante, reconoció que el rango de edad es de 40 años para arriba, porque los más jóvenes son muy esporádicos y suelen comprar billetes pequeños y raramente vuelve a verlos, pero los otros, ya hasta ha hecho muy buena amistad.

Dijo que su Navidad será tranquila, en casa, para luego volver al trabajo y darles oportunidad de fortuna a la gente.

“Les deseo a todos muy felices fiestas y mucha suerte”, expresó con mucha alegría.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD