Local
Tiene pedidos especiales

Destaca artesano grabando monedas

Para Maru, Biden y Harris

Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 09 junio 2021 | 05:00

Pedro González Cejas, es uno reconocido artesano chihuahuense, quien por más de 39 años ha trabajado con grabado en monedas, cuyo arte ha trascendido fronteras a lo largo de todo este tiempo, con pedidos especiales para personajes de todo tipo, que incluye al presidente de Estados Unidos, Joe Biden y la vicepresidente, Kamala Harris.

Este oficio lo aprendió tras un accidente y haber estado en un centro de readaptación social, que tuvo que dejar parte de su carrera técnica, pero comenzó a hacer varias piezas y comprendió que tenía talento, así que se ha dedicado por mucho tiempo a este arte.

“Aquí hacemos de todo, llaveros, dijes, plaquitas para perritos. Grabamos nombres, logotipos, caballos, tráileres, indios, lo que sea que se le ocurra a la gente lo plasmamos encima de la moneda”, comentó el artista plástico.

Dijo que el procedimiento es dibujar lo que se quiera plasmar en papel, posteriormente se coloca sobre la superficie, que en este caso sería la moneda, la cual fue previamente lijada, pulida y acondicionada para recibir el tratamiento.

Su fama ha sido tal por su estilo, originalidad y profesionalismo, que los pedidos especiales para los mandatarios norteamericanos fueron especialmente, para ser obsequiados como regalos entre las relaciones binacionales y él fue contactado para hacer el trabajo.

También, dijo que está pendiente el realizar algunos para la virtual gobernadora electa de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, quien había acudido con Pedro para solicitarle sus servicios y uno especial para la ganadora de las pasadas elecciones.

Aseguró que los pedidos han sido para toda clase de personas, políticos, artistas, deportistas, famosos, de Chihuahua, México y diferentes partes del mundo, la mayoría de Estados Unidos pero también de países de Europa.

Gracias a esta labor, ha logrado sacar adelante a su familia, ya que todos sus hijos pudieron estudiar alguna carrera, se han casado y tienen buenas vidas, mientras que otros continúan con sus estudios correspondientes.

“Ellos decidieron estudiar porque vieron que en este trabajo no hay vacaciones, no hay aguinaldos, es trabajar para comer. Sí les gusta, ellos venían después de la escuela a ayudarme, se pega el gusto por esto, pero también ven lo difícil que es cuando no se tiene una carrera. Yo estoy orgulloso de mis hijos y agradecido que vengan y ayuden, pero aquí le seguimos”, platicó al responsable de su propio establecimiento.

Contó que es común que la gente acuda a él a venderle monedas viejas o donarlas, sin embargo cuando detecta que alguna es fina, de plata o con cierto valor adicional, se la regresa al propietario. “Es que muchas veces desconocen y lo que quieren es deshacerse de la monedas. Por eso yo se las regreso. Muchas veces no me creen o quieren que me las quede, pero es mejor ser honestos y que las tengan ellos y las vendan a un coleccionista o alguien que pague bien por ellas”, explicó.

Las monedas que usa generalmente son de aquellas grandes ya descontinuadas de los años 80 generalmente y entre sus creaciones más comunes o solicitadas son los llaveros con frases, nombres, imágenes, entre otras ocurrencias.

Aclaró que lo más importante es tener el trabajo puntual, por lo que es una garantía que lo ha hecho famoso durante más de 21 años que tiene el local en este sector de la ciudad. Su negocio está en Calle Libertad No. 522, Altos.

“Aquí estoy en la mañana y en la tarde, si quieren ver algún trabajo, adelante, aquí les decimos qué se puede hacer y qué no”, invitó al creador artístico al público en general.