Local

Destaca estado en crímenes de odio

Ocupa Chihuahua la segunda posición a nivel nacional en el registro de estos casos

Alejandra Sánchez/El Diario

martes, 28 junio 2022 | 12:07

Ciudad de México.- “Ser mujer y ser trans, es vivir entre el miedo y la discriminación; el miedo de salir a la calle y ya no regresar y el miedo de salir y recibir comentarios lascivos”, expresó una mujer trans quien por seguridad prefirió omitir su nombre.

Mireya Rodríguez Lemus, una mujer y activista perteneciente a este sector de la población fue asesinada en el 2020.

“Mireya necesito te comuniques conmigo lo más pronto posible” fue el mensaje con la que era buscada por Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses, agrupación que ella misma fundó para luchar por los derechos de la comunidad LGTB+. La respuesta nunca llegó.

Ella, además, enfocaba parte de su lucha en las trabajadoras sexuales, a quienes les procuraba en diversas instancias, acceso a un entorno seguro y sin riesgos.

A este caso, se suman otros cientos más en todo el país.

Chihuahua, entre los estados con más crímenes de odio Según el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT+, el estado de Chihuahua, es uno de los cinco estados con mayor número de casos registrados con crímenes de odio, a este también se le une Veracruz, Michoacán, Guerrero y Puebla.

Los crímenes de odio, son aquellas expresiones y acciones violentas en contra de una persona o un grupo de personas consideradas social y culturalmente diferentes.

Se basan en una estructura que define lo legítimo y aceptable en una sociedad, que orienta el comportamiento, y que, a su vez posibilita el señalamiento, la sanción y eliminación de quienes no lo cumplen.

Las amenazas verbales, los golpes, la violencia sexual, el asesinato y otros actos cruentos en los que se infringen daño y lesiones y en los que además está presente la saña, constituyen este tipo de crímenes o delitos que se perpetúan en una cultura de discriminación, rechazo y desprecio.

Una población muy vulnerada

De acuerdo con Karla Arvizo, presidenta del Comité de la Diversidad Sexual, dijo que muchas veces la autoridad no maneja los transfeminicidios como tal, por lo que como colectiva, son las y los integrantes del mismo quienes tienen que documentarlos.

“Muchas veces la prensa maneja que asesinaron a un hombre vestido de mujer, entonces pues, desgraciadamente es de donde nosotros agarramos la nota”, expresó.

Además, dijo que el 2020 fue un año muy difícil para estas mujeres puesto que fue un año bastante violento.

“Este es una población muy vulnerada, no sólo en asesinatos sino también en la violencia psicológica hacía ellas; lo que también ocurre, es que en algunas ocasiones los medios lo

manejan como que fueron crímenes pasionales y para nosotros es super denigrante, no te matan por una pasión, te matan por una identidad sexual, entonces para nosotros como colectiva eso sí resulta bastante doloroso”, externó.

Así mismo, Karla Arvizo dijo que, desde la administración pasada, han tenido acercamientos con la Fiscalía, pero que la mayoría de las veces, no les han dado respuestas.

“De la compañera Mireya Lemus, presidenta de la Fuerza de Mujeres Trans, quien fue asesinada de una manera muy cruel, tenemos entendido que ya tienen al asesino y que aún no le dictan sentencia; se ha llevado a cabo las diligencias por parte de las autoridades, pero de los otros transfeminicidios, jamás nos dicen nada, jamás nos dan información y muchas veces la familia lo que quiere es olvidarse, sanar el dolor y a nosotros como colectiva no nos pueden dar información, entonces desgraciadamente no tenemos justicia para nuestras compañeras”, finalizó.

Familias de víctimas sin acompañamiento

René Fernández, del Movimiento Igualitario refirió que Chihuahua cuenta con 38 asesinatos, en su mayoría mujeres trans y que no hay una autoridad que acompañe cabalmente con todos los recursos tanto humanos como económicos a las familias.

“En algunos de los casos, han dejado en libertad a los responsables argumentando que el asesinato fue en defensa personal después de 60 apuñaladas y bueno, me parece que es hora de hacer un cambio radical en el acceso a la justicia, a la verdad y sobre todo que el gobierno del estado reconozca que es injustificado el trato que se le da a las víctimas y a sus familias”, dijo.

En ese mismo sentido, dijo que hace falta transversalizar a los medios de comunicación a la hora de que se presentan estos sucesos y que también urge una sensibilización radical.

“Justo es lo que vamos a hacer ahora en el Tribunal Superior de Justicia con esta situación de violencia el 12 de julio, estamos trabajando por cambiar el chip, enseñarles y sensibilizar a jueces, magistrados, personal del tribunal y de las fiscalías con respecto a la perspectiva de la diversidad sexual”.

Lo anterior, debido a que estos sucesos, siempre se han visto como homicidios simples, como cualquier homicidio que equivale a un asalto o a una riña y nunca se han visto todos los agravantes que le dan a un crimen por odio.

“Las Fiscalías no encuentran como corroborar su hipótesis y parece que a nadie le importa toda la soledad en la que se deja a la familia, sin duda, eso es lo más lamentable; no hay voluntad

política”, señaló René.

Reprocha CEDH actos violentos

Ante esto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, reprendió categóricamente estos actos. “Es reprochable que en estos tiempos se hagan actos de discriminación con motivo de su orientación sexual y que esto les impida el pleno goce de sus derechos”, dijo.

Además, informó que en el 2021 se elaboró un protocolo de actuación en la investigación de delitos que involucren a personas de la diversidad sexual.

“Creemos que es un buen avance para que se investiguen con perspectiva de género, para que no se revictimice a las personas del núcleo cercano, a la víctima o a las víctimas indirectas, pero necesitamos participar todos porque se tiene que erradicar esto”.

“Es terrible vivir con miedo; a veces las mismas discriminaciones inician desde la casa y bueno, es muy triste salir y no saber que nos va a esperar; no saber si seremos acosadas, si nos mirarán de una forma fea, si nos gritarán cosas ofensivas o si nos van a asesinar”.

¿De dónde surge el Día Internacional del Orgullo?

Hoy, se celebra el Día Internacional el Orgullo, el cual surge de los disturbios Stonewall (Nueva York) que tuvieron lugar en 1969; justo la primera vez en que la comunidad LGBT+, se unió en Estados Unidos para luchar por sus derechos.

Los disturbios consistieron en una serie de manifestaciones espontáneas y violentas que nacieron en protesta contra una redada policial que tuvo lugar la madrugada del 28 de junio en el Pub

Stonewall Inn, ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village.

La comunidad LGBT+ se unió en aquella ocasión para luchar contra un sistema que perseguía a personas no normativas LGBT, personas racializadas, entre otras.

Asimismo, buscaba demostrar que los homosexuales eran parte de la sociedad, y fomentaron una cultura de no confrontación entre personas homosexuales y heterosexuales.

En junio del 2009 el expresidente de los Estados Unidos, Barak Obama, declaró el mes de junio como el mes del Orgullo Gay, Lésbico, Bisexual y Transgénero, citando los disturbios como razón para “comprometerse por la igualdad ante la ley para los estadounidenses LGBT”.

En México, las cifras son alarmantes ya que, de acuerdo con Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, AC. una organización civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de información de los temas relacionados con el trinomio salud, sexualidad y sociedad, así como a la defensa de los derechos humanos de las personas LGBT y de quienes viven con VIH; del 2019 al 2021, se han registrado 162 transfeminicidios, 64 homicidios contra gays y 19 contra mujeres lesbianas.

Además de que, en su informe anual del 2021 señala que, durante ese año, se perpetuaron 78 muertes violentas de personas pertenecientes a este sector de la población, por motivos  presuntamente relacionados con su orientación sexual, identidad o expresión de género. La cifra se mantuvo estable en comparación con el año anterior, que fue de 79 casos.