Local

Detiene FGE en Sonora a implicado en desaparición de líder indígena

Está relacionado en la desaparición del activista de Derechos Humanos, Cruz Soto Caraveo, ocurrida en 2019 en Guazapares

cortesía
cortesía

De la redacción

lunes, 22 noviembre 2021 | 10:23

Chihuahua.- La Fiscalía General del Estado (FGE), ejecutó en el Estado de Sonora una orden de aprehensión en contra de Ismael Q. A., por su presunta participación en la desaparición del representante del Colectivo de Familias Desplazadas Forzosamente de la Sierra Tarahumara, Cruz Soto Caraveo.

El ahora detenido se encontraba prófugo de la justicia desde al año 2019.

En conjunto con la Fiscalía de Sonora y de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, la Unidad de Investigación de Desaparición Forzada logró ubicar a Ismael Q. A. en el municipio de Navojoa

Al momento de su detención, Ismael recibía atención médica.

El inculpado ya fue trasladado a la ciudad de Chihuahua para ser internado en el CERESO de Aquiles Serdán y posteriormente será presentado ante un Tribunal de Control como presunto responsable del delito de desaparición cometida por particulares.

El caso de Cruz Soto Caraveo 

Las investigaciones efectuadas en torno al caso establecen que el 19 de octubre de 2019, el ahora detenido junto a otras personas interceptaron a Soto Caraveo en una brecha que conduce de Témoris a Los Llanos, en el municipio de Guazapares, cuando viajaba en compañía de personas cercanas. 

Cabe mencionar que, este caso cuenta con dos personas actualmente sentenciadas por su participación en la desaparición y posterior muerte de Soto Caraveo, una de ellas, que se desempeñaba como director de la Policía Municipal de Guazapares al momento de los hechos. 

 El pasado mes de agosto se dictó sentencia contra Paulino M. R. y Samuel Alejandro B. G., quienes actualmente purgan una sentencia de 16 años 8 meses por el delito de desaparición cometida por particulares, en carácter de coautores.

 Las indagatorias conducidas por el equipo de investigación de la Fiscalía de Derechos Humanos y Desaparición Forzada, establecieron que el detenido formaba parte de la célula criminal que participó en conjunto con el director de la policía municipal Paulino M. R. (actualmente sentenciado) quien fue el responsable de facilitar la ubicación de la víctima para cometer el ilícito.