Local

Disfrutaron de los ‘gigantes del viento’

Miles aprovecharon el Día del Niño y Día del Trabajo para convivir y pasar en familia el fin de semana en la presa El Rejón

El Diario
El Diario
El Diario
El Diario
El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 02 mayo 2022 | 05:00

Chihuahua, Chih.- Miles de familias chihuahuenses y foráneas aprovecharon este fin de semana para acudir al “Kite Festival México 2022”, en la presa El Rejón, donde además de volar papalotes individuales y los gigantescos, también convivieron sanamente con música, exposición de artesanos, productores locales, puestos de comida variada, juegos interactivos, entre varias atracciones.

Durante ambos días, se pudo observar que chicos y grandes disfrutaban de una tarde soleada a las orillas de la presa mientras volaban sus cometas y disfrutaban en familia la convivencia.

La encargada de traerlos fue la empresa Kite Festival México, quienes poseen la exhibición y vuelo de los papalotes más grandes de Latinoamérica, para esto, Óscar Beltrán quien forma parte de la organización y quien vuela uno de los papalotes, señaló que se necesita mucha práctica para manejarlos, así como tener conocimiento de nudos, y cómo utilizar el viento a favor.

Este tipo de festivales son muy comunes en otros países latinoamericanos como Colombia principalmente, también en naciones europeas como Francia, España y Portugal, así como las espectacularidades en el continente asiático, primordialmente en China.

De los atractivos más visitados, fueron la granja interactiva con caballos, burros, cóconos, patos, el laberinto de pacas, el mercadito local con productores chihuahuenses que ofertaban artículos como carne seca, miel, cremas, salsas, decoración, joyería de alta calidad, ropa, artesanía rarámuri, entre otras.

Además, estaban los llamados food trucks, con gran variedad de comida de los principales establecimientos de la ciudad. Puesto que fue un evento familiar, no se permitió la venta de bebidas alcohólicas más que cerveza sin alcohol.

Un percance no menos importante, se presentó en la salida ambos días, ya que el camino se congestionó con cuellos de botella que generó desesperación entre los automovilistas, lo cual se debió a que sólo existe una forma para llegar a esta parte en vehículo y falta de experiencia en la logística por parte de la organización.

Pese a esto, la mayoría de la gente que acudió, pudo disfrutar de una actividad familiar el sábado para festejar a los más pequeños y el domingo para descansar.

Además, la entrada incluía un paquete con una cometa para que pudieran volarla, pero sin duda, lo más atractivo fueron los papalotes gigantes, muchos con forma de animales acuáticos como calamares, mantarrayas, ballenas, también personajes ficticios como Batman, Capitán América, Sonic, entre muchos otros.

El festival es parte de una gira por todo el país con los llamados “gigantes del viento”, y fue Chihuahua capital el inicio de estas actividades.