Local

Ejecutan a cinco; suman 51 en masacres en gobierno de Corral

Tan sólo en 3 años, han ocurrido ocho multihomicidios en la capital

De la Redacción/El Diario
lunes, 29 abril 2019 | 05:33
Staff/El Diario

Chihuahua.- Una familia fue masacrada durante una reunión en la colonia Vistas del Norte, la madrugada de ayer.

Según informes policiales y testimonios, siete encapuchados realizaron más de 100 disparos para asesinar a cinco personas; una más resultó herida, mientras que varios menores salieron ilesos.

Con este hecho, suman ya 51 víctimas en ocho multihomicidios que se han perpetrado desde el año 2017 hasta ayer en la capital del estado.

La Fiscalía General del Estado adelantó que la masacre que cimbró a la comunidad chihuahuense estaría ligada al crimen organizado, por el tipo de armas utilizadas.

En el lugar, personal de periciales de la Fiscalía levantaron y aseguraron 66 casquillos calibre .223, 7 de calibre 9 mm, 23 calibre .40 y 5 ojivas, que fueron llevados a balística para su análisis. Cabe mencionar que otros 6 casquillos aproximadamente se quedaron en el exterior de la vivienda.

En un comunicado de prensa, la dependencia estatal informó que inició un operativo para dar con los autores de ese crimen. Los reportes policiales detallan que los hechos ocurrieron pasadas las 12:00 de la medianoche en la casa 833 de la calle Río Magro y Río de los Cisnes, vivienda que también es tienda de abarrotes.

En su exterior se encontraban las cinco personas con música alta y consumiendo bebidas alcohólicas cuando llegaron varias personas encapuchadas en una camioneta color verde y un vehículo Honda quienes comenzaron a disparar sin mediar palabra, establecen los reportes.

En el suelo quedaron sin vida tres hombres y dos mujeres. Hasta ayer sólo se habían identificado a Alfredo Ruelas Solís, de 26 años, Marco Ruelas Solís, de 22 años, y Diana Lizbeth Solís de 24 años; otra mujer y un hombre continúan en calidad de desconocidos.

Una mujer de 34 años que sobrevivió a la masacre presentó heridas en el antebrazo derecho y pierna derecha.

Ella se refugió en una casa contigua a la que al parecer llevó a cinco menores de edad que estaban dentro de la casa atacada.

Los menores que resultaron ilesos serían hijos de los victimados, trascendió. A todos ellos los interrogaron acompañados de otros familiares a los que se les dio aviso del hecho.

Por la mañana, un vehículo involucrado en la masacre fue encontrado en las calles Río Palena y Río de las Praderas, a una cuadra de la escena del crimen. La unidad cuenta con reporte de robo.


El recuento

Un total de 51 víctimas mortales han dejado ocho masacres que se han perpetrado en Chihuahua capital desde el año 2017 hasta el día de ayer, cuando la ejecución de cinco personas en la colonia Vistas del Norte cimbró de nuevo la tranquilidad de los ciudadanos.

Luego de la masacre del 2012 en el Bar Colorado que dejó a 14 personas sin vida, este tipo de ejecuciones multitudinarias dejaron de presentarse con frecuencia durante cinco años; sin embargo, para el 2017 regresaron.

En julio de ese año una masacre a las afueras de los bares LTS, Todos Santos y El Balconcito, ubicados en la avenida Ortiz Mena y Mirador, dejó un saldo de cinco personas muertas, cuatro de ellos eran personal de seguridad y meseros de dichos locales, así como una agente de Vialidad que intentó detener a los homicidas, mismos que hasta la fecha no han sido detenidos.

El móvil de este ataque, según reveló la Fiscalía, fue un conflicto previo entre los homicidas y las víctimas que los expulsaron de un bar.

Tan sólo dos meses después, en septiembre, otro ataque ocurrió en el Centro Nocturno “El Show”, ubicado en la colonia Los Arcos, al norte de la ciudad.

Ahí fueron acribilladas cinco personas más y tres más resultaron heridas.

Según los archivos periodísticos, la masacre fue perpetrada por dos hombres con armas de grueso calibre que atacaron, de igual manera a los guardias de seguridad, así como a quienes se encontraban en el local.

Unos días después, otra ejecución multiple puso a Chihuahua de nuevo en la mira de la prensa nacional e internacional con la masacre del 26 de septiembre en el centro de rehabilitación Uniendo Familias, ubicado entre las calles 52º y privada Carlos Fuero. En esa ocasión, hombres encapuchados descendieron de un vehículo, entraron al lugar y mataron en cuestión de minutos a 14 personas y dejaron heridas a 22 más, cuatro de ellas que perdieron la vida en hospitales tiempo después.

Con estas masacres concluyó el año 2017. A inicios del 2018, en febrero, ocurrió un nuevo ataque, esta vez en el Centro Gallístico denominado Santa María, donde fueron asesinadas a sangre fría seis personas y catorce más terminaron heridas.

Fue durante la madrugada que hombres armados entraron al lugar donde se realizaba una pelea de gallos, sobre el kilómetro 10 de la carretera a ciudad Cuauhtémoc. Ahí abrieron fuego contra una de las personas directamente y posteriormente balearon a los presentes de manera indiscriminada.

De este hecho circuló un video, en el que se aprecia la brutalidad y rapidez de los asesinatos.

El móvil de este incidente sería, según la FGE, el asesinato de dos capos que se encontraban en el sitio.

A pesar de los videos y la evidencia que fue recogida, en este hecho tampoco hubo detenidos.

Otro de los casos de multihomicidio más impactantes en la ciudad que marcó también un esquema de asesinato distinto a las narcoejecuciones, fue el de la familia Romero en junio del 2018.

En este caso sí se logró la detención del presunto autor intelectual y material, el enfermero Jorge Alberto C. A., quien supuestamente, derivado de la venta fraudulenta de un riñón para un paciente miembro de dicha familia y el pago de 500 mil pesos, decidió poner fin al problema con el asesinato de cinco personas, con quienes se encontró en el domicilio de la calle Universidad de Nayarit en esta capital y a quienes mató uno a uno.

Sólo unos días después, a inicios de julio de ese año, seis hombres más fueron asesinados por hombres armados que entraron al domicilio ubicado en la calle Mina Cañuela con número 1210, de la colonia Laderas de San Guillermo, donde se reunieron las víctimas.

De acuerdo con el reporte policíaco, vecinos del sector llamaron al 911 a las 3:00 de la mañana, alertando de haber escuchado numerosos disparos.

Agentes acudieron una hora después y encontraron charcos de sangre. Los multihomicidios perpetrados en domicilios continuaron en noviembre, cuando en un domicilio en el cruce de las calles Olivar de Creta y Olivar del Faraón, de la colonia los Olivos, personas armados y encapuchados entraron para ultimar a cinco víctimas que se encontraban de reunidos en el sitio.

Autoridades informaron únicamente que dentro de la casa aseguraron distintas dosis de la droga conocida como “cristal”, por lo cual presumen que se trató de un crimen relacionado con el narcomenudeo.

Este año, las ejecuciones masivas volvieron a la capital con el asesinato de cinco personas el día de ayer en la colonia Vistas del Norte, donde la FGE relaciona la masacre con el crimen organizado, no obstante, hasta el cierre de esta edición, aún no había detenidos.