Local

El rostro del desempleo

Luz invirtió su liquidación para comprar frutas y venderlas en la caja de su troca

Silvestre Juárez/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

jueves, 28 mayo 2020 | 17:25

Chihuahua, Chih.- Tan sólo en la ciudad de Chihuahua derivado de la pandemia del coronavirus se perdieron más de 6 mil empleos, según información oficial del Gobierno del Estado. Este impacto a la economía de las familias ha traído severas repercusiones, sin embargo muchos de ellos han salido a las calles a “hacer su luchita”, como es el caso de Luz Tarango, quien invirtió su liquidación para comprar frutas y venderlas en la caja de su camioneta, o el caso de José Miguel Carreón, quien no encontró otra opción que limpiar vidrios en un crucero.

Una de las opciones más accesibles que han encontrado quienes perdieron sus trabajos es la venta de frutas y verduras de temporada.

En el caso incluso de locales comerciales que se dedicaban a otro giro y fueron cerrados la venta de alimentos fue la principal opción debido a ser un negocio esencial y que no podría ser clausurado.

Luz Tarango, madre de familia, platicó que tras nueve años de trabajar como ama de llaves en una casa junto a una persona mayor fue despedida ante el miedo de que pudiera contagiar a su empleadora. 

“En cuanto empezó todo esto me desocupó porque me dijo que como venía de la calle era peligroso. Ahorita que no tengo trabajo le dije a mi esposo que volviéramos a la venta”, aseguró.

Así pues explicó que debió invertir el dinero de su liquidación para poder poner este negocio en la caja de su camioneta sobre la Avenida Fuerza Aérea y Juan Pablo II.

Su negocio tiene tres semanas y luego de haber pasado otras cuantas en confinamiento hasta que la misma necesidad la empujó a salir a trabajar. “En la Central de Abastos vimos muchas personas que están buscando esta oportunidad de trabajo, porque hay que buscar las oportunidades. El virus sí ha afectado mucho porque se acabó el trabajo, se acabó todo”, comentó.

Si bien dice que han ganado el dinero para subsistir la madre de familia comentó que buscará un empleo en cuanto se regularice la situación, de lo contrario deberá continuar con esta venta ambulante.

Sin embargo algunos más no han corrido con tanta suerte en la ciudad, pues ante la falta de un ahorro o ingreso como liquidación que invertir, han debido recurrir a los cruceros, donde se acumulan hasta diez personas que se distribuyen las filas de vehículos y cada uno de los semáforos con el fin de ganar algunas monedas.

Miguel Carreón detalló que fue despedido de un comedor donde trabajaba debido a las restricciones por la contingencia sanitaria. 

“Aquí estamos dándole para sacar para la botana. Los primeros días a mí me corrieron, me dijeron vámonos para afuera y con una esposa y dos hijos, también el pago de renta”, acotó.