Local

'El taxi es mi trabajo, es mi vida'

Tuvo de pasajero hasta a Enrique Guzmán, a quien tuvo que llevar desde su hotel al restaurante La Calesa

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

sábado, 15 agosto 2020 | 17:04

Antonio Sánchez Perea

 de 70 años, es uno de tantos trabajadores de carro de sitio, quien durante cuatro décadas se ha dedicado a esta labor, siempre en la caseta de la avenida Niños Héroes y Segunda, donde ha tenido miles de anécdotas relacionadas a su labor, la cual considera toda una vocación. 

Hombre de familia, casado, con dos hijos y seis nietos, considera que el trabajo siempre ha sido un buen medicamento para seguir con vida y tener buena salud, además de ser optimista frente a todos los retos como ahora llegó la contingencia generada por el Covid-19, que bajó la actividad pero se ha mantenido con buen ánimo. 

Aunque el próximo 28 de agosto se celebra el Día del Abuelo, está consiente que la actual pandemia impide algún festejo grande pero espera convivir con su familia, aunque al ser una persona muy trabajadora, cree que lo más posible es que estará en la calle para dar el servicio. 

Como todo taxista, reconoció que hay miles de anécdotas de experiencias que ha tenido, desde situaciones curiosas, extrema, agradables, malas, así como personajes famosos que le tocó llevar. Recordó mucho que fue chofer del cantante, Enrique Guzmán, quien tuvo que llevarlo desde su hotel hasta el restaurante La Calesa y de regreso. 

Buena propina, pero siempre una persona excéntrica y especial. Aceptó que los últimos días han sido complicados no solamente por la pandemia, sino por los servicios de chofer particular por medio de las plataformas Uber y Didi, pero no implica desánimo sino continuar con ganas de salir adelante y confiar en que las cosas mejorarán. 

“Por lo pronto aquí andamos. Yo seguiré de taxista hasta que Dios quiera. Es mi trabajo, es mi vida, llevo 40 años así y voy por más”, platicó el inspirador conductor.