Local

Enfrentamientos de grupos criminares obligaron a 127 familias abandonar sus hogares

Hechos registrados el 24 de junio

De la Redacción

viernes, 16 julio 2021 | 05:00

Los enfrentamientos de grupos criminales que se presentaron el pasado 24 de junio en el municipio de Guadalupe y Calvo, obligaron a 127 familias a abandonar sus hogares en las comunidades de Santa Rita y San Jerónimo.

Lo anterior después de que las autoridades que integran el Sistema Estatal de Atención a Víctimas se dieron cita en la zona sur de la entidad para coordinar labores que impulsen el retorno seguro  a dichas familias, quienes se encuentra en situación de Desplazamiento Forzado Interno (DFI).

Los hechos que provocaron el abandonó de sus hogares de estas familias, se registraron el pasado 24 de junio del presente año, cuando se reportó por parte de la Guardia Nacional y la Sedena un enfrentamiento entre grupos civiles armados, el cual inició un día anterior, es decir, el 23 de junio, esto en la zona colindante con el estado de Sinaloa; en dicho reporte se hacía referencia a más de 40 cuerpos tirados por diferentes áreas de la sierra y zona rural.

Mientras que en la reunión interinstitucional, de acuerdo a las autoridades, se escuchó a las personas afectadas en Guadalupe y Calvo, por lo cual se consideraron las afectaciones y necesidades urgentes en materia de seguridad, ámbito laboral, alimentación sostenible, salud y vivienda.

En este sentido, como parte del plan integral de acompañamiento, se busca el retorno seguro a sus comunidades para retomar el proyecto de vida de mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes, adultos mayores, quienes se han visto afectados por la situación que ya se atiende.

Desde la CEAVE, se mantendrá el plan de seguimiento a mediano plazo, y se activaron las medidas de ayuda inmediata desde el Sistema Estatal de Atención a Víctimas para la gestión de despensas rurales, alimentación, medicamentos, materia prima para siembra, donde se apoyará dichas familias.

Según los registros de la Comisión han atendido a 525 víctimas de Desplazamiento Forzado, de las cuales el 55.62 por ciento son mujeres, es decir 292, de acuerdo a la información presentada en los oficios FGE-4C.5/1/2/586-2020 y FGE-4C.5/1/2/344-2021 de la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Las cifras establecen que el 71 por ciento de las víctimas son originarias de Guadalupe y Calvo, es decir 373, le sigue los que proceden de Uruachi con 43, de Saucillo son 35, 29 de Balleza, 11 de Madera y 9 de Cuauhtémoc.

Los documentos también incluyen dentro de las víctimas a 3 personas que provienen del municipio de Pueblo Nuevo, 7 de Los Lirios y 11 de Guanaceví, todas estas localidades del estado de Durango, las cuales también están registradas en la Ceave de Chihuahua.

Según los registros de la Fiscalía del Estado, en el 2017 se registraron 161 víctimas, 149 en el 2018, 172 en el 2019 y en el presente año ya se tienen un total de 43 víctimas reconocidas.

Además las principales localidades de destino de las personas en situación de Desplazamiento Forzado son Parral con 228, Baborigame del municipio de Guadalupe y Calvo con 133, 117 fueron reubicadas en ciudad Chihuahua, 14 en Delicias, 8 en Camargo, además de 5 en El Vergel del municipio de Balleza.

También hay 20 víctimas que fueron enviadas a otro estado de la República, 16 a Aguascalientes y 4 más al estado de Jalisco.