Local

Enfrentan constructores alza de precios y poca obra pública

Todo lo de acero y de PVC ha tenido aumentos de precios que rondan en un 30 y 12 por ciento

Manuel Quezada Barrón/El Diario

domingo, 30 mayo 2021 | 05:00

Poca obra pública e incrementos permanentes en los principales insumos, es lo que enfrentan hoy las constructoras en la ciudad de Chihuahua, señaló ayer el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Arnoldo Castillo Baray.

Informó que el gobierno del Estado habría liberado unas 21 licitaciones de obras, las últimas que se proyectan porque ya van de salida y la Federación no apoya a los constructores del norte de México y lo que construye se lo encarga a los ingenieros y arquitectos del Ejército Mexicano.

Sobre los incrementos a los insumos de la construcción, detalló que todo lo de acero y de PVC ha tenido aumentos de precios importantes ya que rondan en un 30 y 12 por ciento, respectivamente, entre otros.

Informó que el aumento del precio de la varilla de acero le ha pegado muy duro a los costos de las obras, pero, aun así, lo que prefieren es trabajar.

Precisó que realmente los contratos de obra pública no han estado bien, ya que la administración del gobierno estatal va de salida, y aunque ha sacado licitaciones, se sabe que no tiene dinero para apuntalarla más.

Informó que el Estado libero el pasado jueves unas licitaciones que ya hacen en conjunto alrededor de 21, pero ya no se espera más, porque ya se tiene que preparar el cierre financiero y económico.

Arnoldo Castillo dijo que se puede decir que este año podría ser el mismo número de licitaciones que el año pasado, ya que no se puede dejar de lado el gobierno del Estado no tiene recursos suficientes.

Indicó que tampoco del gobierno federal se puede esperar más, porque ahora son los grandes y preferidos ingenieros y arquitectos del Ejército Mexicano, quienes hacen obras que no deberían llevarla a cabo ellos.

El presidente de la CMIC agregó que la economía requiere que sean los constructores privados los que hagan la obra pública, “y no todos somos rateros, la verdad”.

Agregó que tampoco se ha tenido un apoyo del gobierno federal al estatal para hacer obra en conjunta, y no habrá más en lo que resta de la presente administración.

Por ello, ya sea quien llegue al gobierno estatal, que tenga todo el entusiasmo y quiera realmente al estado y tenga un gran diálogo con la federación para que llegue al estado los recursos necesarios.

Informó que se busca incentivar a que por lo menos la inversión privada se abra un poco más y que se le apueste a Chihuahua para que lleguen los recursos.

Finalmente, señaló que no se ignora que la credibilidad en el gobierno federal resta puntos para atraer más inversiones a la entidad y al mismo país.