Local

Enfrentan dificultades por mala infraestructura en las calles

“Lo que necesitamos es que haya rampas en todas partes. Nos ayudaría mucho”, comentaron Gilberto y Cándido

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

martes, 19 octubre 2021 | 08:20

Gilberto Rubio Gurrola y Cándido Ordaz, son dos adultos mayores con discapacidad motriz y utilizan la silla de ruedas para poder desplazarse a hacer sus quehaceres, pero reconocen lo difícil que es el día a día en una ciudad, que no cuenta con infraestructura suficiente para las personas con ésta y otras discapacidades.

Acompañados de otro joven en discapacidad, platicaron que su condición se debió a que fueron víctimas por armas de fuego y desde entonces, su vida ha sido muy complicada, especialmente porque en muchas colonias no llega el camión especial.

A pesar de estos problemas, suelen trabajar en lo que pueden y subsistir, ya que es muy limitado el empleo para estas personas.

Esto, sin mencionar que en cualquier local le es difícil trasladarse e incluso ir al baño, pero también aún cuando hay muchos espacios con rampas, todavía hay un sinfín de lugares con escalones; las banquetas impiden que puedan circular libremente.

“Sin duda alguna, lo que necesitamos es que haya rampas en todas partes. Nos ayudaría mucho, porque el bajar a la calle para cruzar al otro lado, es muy difícil y riesgoso”, comentó uno de ellos.

También, señalaron que en los camiones de la ruta troncal del Sistema de Transporte Colectivo, hay poca paciencia de ciertos choferes, que no se paran cerca de la salida y se dificulta salir o bien, trasbordar a la unidad.

Estas, y más dificultades son las que deben de enfrentar las personas con esta condición humana, ya sea quienes la tienen de nacimiento, aquellos que sufrieron de algún accidente o percance, como ellos, así como los que por la edad, adquirieron

“Lo que necesitamos es que haya rampas en todas partes. Nos ayudaría mucho, porque el bajar a la calle para cruzar al otro lado, es muy difícil y riesgoso”, comentaron Gilberto y Cándido

la discapacidad.

Por ello, hacen un llamado a las autoridades y comerciantes a ser más sensibles en el tema de movilidad urbana, porque en muchos espacios, sobre todo el Centro, no está adecuado para los que andan en sillas de ruedas.