Local

Enrique "da vida" a piedras preciosas

El establecimiento “Rock Shop Jurado” utiliza técnicas para el labrado de rocas, especialmente las originarias de Chihuahua

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 13 enero 2021 | 17:07

Enrique Jurado, de 49 años, se ha dedicado prácticamente toda su vida a la lapidaria, un conjunto de técnicas utilizadas para el labrado de piedras preciosas, que es una tradición iniciada con su abuelo y al ser tercera generación, con la que se ha ganado un nombre entre los especialistas en todo tipo de rocas.

El establecimiento “Rock Shop Jurado” se encuentra en la calle Josué Neri Santos No. 304 de la colonia Centro, donde también tiene su taller de cortar, pulir y manejar todo tipo de rocas, especialmente las originarias de Chihuahua.

Además, tiene a la venta todo tipo de trabajos de cuarzos, geodas, ágatas, fósiles, piedras en general, sirven para decoración, como joyas, dijes, aretes, así como para quienes desean conocer acerca de las energías en las piedras y todo tipo de conocimiento geológico o también esotérico.

La técnica lapidaría consiste en extraer una forma en relieve o volumen espacial a través del tallado de piedras preciosas y semipreciosas. Se combina con la orfebrería en la creación de joyas, que representan un elemento decorativo muy personal.

“Desde mi abuelo comenzó con esta actividad, mi padre también siguió y ahora yo, pero mi hijo ahorita estudia geología, parece que esto si se lleva en la sangre. Realmente es un trabajo que nos satisface, hay miles de variedades de piedras y el poder tratarlas, darles formas, crear algo que la gente aprecia, es muy bonito. Yo siempre estoy trabajando, hay pedidos muy grandes a mayoreo y otros muy personales”, comentó el especialista en la técnica, quien añadió que su padre construyó toda la maquinaria que utiliza para el tratamiento a las rocas.

En cuanto a los costos, dijo que hay piedras tratadas en venta desde los 20 o 50 pesos, pero incluso aquellas geodas superan los 20 mil pesos, también ha llegado a tener material con valor superior a los 100 mil pesos.

Algunas son de Chihuahua y otras traídas desde Brasil, Marruecos, Uruguay, diversas partes del mundo.

Generalmente trabaja mucho la sugilita, que es originaria de Chihuahua, así como la Ágata de Fuego. Algunas piedras le son traídas por pedido y otras va por ellas, pero es un trabajo constante de descubrir la belleza interna de las rocas, poder darles formas, usarlas para que la gente se admire y quiera tener el artículo.

Dijo que ha trabajado varias piedras semipreciosas como jade, ágata, ópalo, amatista, venturina, ónix, obsidiana, serpentina, malaquita, turquesa, topacio, ámbar, lapislázuli, espinela, cuarzo y aguamarina, entre muchas otras.

Puesto que la mayoría de las personas que se dedican a la lapidaria están en regiones del Centro y Sur del país, Enrique es de los pocos chihuahuenses que realizan un trabajo profesional y especializado, además de tener un amplia experiencia.

“Yo empecé a cortar piedras desde los cinco años aquí con mi papá. Hemos hecho de todo y gracias a Dios, siempre hay trabajo y no ha faltado”, comentó el también artesano.

Dijo que aunque la mayoría de la gente usa los productos como decoración para

Yo empecé a cortar piedras desde los cinco años aquí con mi papá. Hemos hecho de todo y gracias a Dios siempre hay trabajo y no ha faltado”

Enrique Jurado Lapidero

casas y oficinas, también se fabrican dijes para traerlos consigo, aretes con fósiles de caracol, piedras por separado, así como explicar el significado y propiedades de cada roca.

Es común que se pidan diferentes tipos de cuarzos para mantener energías puras y buenas vibras en negocios, hogares, así como adentrarse en el mundo esotérico del manejo de las piedras, por lo que también le puede explicar a la gente cual es la más adecuada para su persona o área a colocar.

Para quien desee conocer más acerca de la lapidaria que realiza, ver o hacer un pedido importante, pueden comunicarse al teléfono 4150799 y celular 6141426409.