Local

Entregan cuerpo de familiar víctima de Covid-19 a enfermero del IMSS

Sobre la no identificación del cadáver, el prestador de la salud reiteró, “no pudimos, se negaron”

Heriberto Barrientos/El Diario

martes, 02 junio 2020 | 17:17

Chihuahua, Chih.- El cuerpo de María Guadalupe Carmona Mata de 68 años, quien murió el pasado domingo víctima de Covid-19 en las instalaciones del Hospital Central de esta ciudad, fue entregado ayer a su sobrino, el enfermero del IMSS e ISSSTE, Kevin Bernardo Carmona Lara de 29 años.

El trabajador de la Salud declaró que desafortunadamente ninguna autoridad de Salud ni de la FGE, le permitió identificar el cadáver de su tía, lo cual es un derecho y donde exige una sanción de parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) instancia ante la que interpuso la queja correspondiente.

“Se nos entregó el lunes por la tarde el certificado de defunción, la funeraria recogió el cuerpo de mi tía ya después de que estaba en refrigeración en el hospital Central.

Fue muy doloroso todo esto porque no pudimos despedirnos, el ataúd venía totalmente emplayado, ya las indicaciones que nos dieron es que no se podía tocar el cuerpo, no lo pudimos ver y alrededor de las tres y media de la tarde la enterramos en el Panteón de Dolores”, narró indignado.

Sobre la no identificación del cadáver, el prestador de la salud reiteró, “no pudimos, se negaron”.

Este enfermero del hospital Morelos, y quien además presta su servicio en el ISSSTE, interpuso la queja ante la CEDH el pasado domingo en contra del departamento de Trabajo Social del Hospital Central debido a que no le permitieron identificar el cuerpo de su tía, la cual era como su madre.

El considerado “Héroe de la Salud” en las campañas mediáticas impulsadas por las autoridades federales y estatales, se comunicó a esta redacción y narró su viacrucis, ante la pérdida lamentable de su tía, pero sobre todo por el trato deshumano de la responsable de dicho departamento, pues no le permitieron identificar el cadáver, como anteriormente si lo pudo hacer cuando fallecieron por la misma enfermedad, su padre y su abuelo.

Según narró Kevin Bernardo, fue desde el 8 de mayo cuando su tía María le diagnosticaron coronavirus, por lo que la enviaron al Hospital Central a recibir cuidado y tratamiento.

Señaló que lo único que pedía era que le dejaran ver e identificar el cuerpo de su tía a través de la cámara de aislamiento, pero ninguna autoridad tuvo consideración de ello.