Local

Entregan custodia de Rubí a un familiar

La adolescente y su familia están bajo el seguimiento de un protocolo

Carlos González/El Diario
lunes, 07 octubre 2019 | 13:00
Archivo/ El Diario | El día que fue traía a Chihuahua

Chihuahua.- La adolescente Rubí, quien el pasado 10 mayo fue raptada por un hondureño identificado por las autoridades de su país como Wilson Lenín Pacheco Barrera y que fuera localizada 27 días después en el estado de Tabasco, se encuentra bajo la custodia de uno de sus familiares, informó la presidente del DIF estatal Cinthia Chavira Gamboa.

Agregó que Rubí y su familia se encuentran bajo el seguimiento de un protocolo de atención que se basa en criterios de integridad, “es un proceso que hasta que esté completo podrá garantizar que haya bienestar para todos”,comentó.

Detalló que luego de su localización, no pasaron muchos días cuando se decidió entregar a la menor de 12 años con un familiar, aunque por cuestiones de protección a sus datos personales no revelaron si se encuentra en Chihuahua o en algún otro estado del país.

“No podemos decir dónde, pero está restituida con familia extendida, quien se hace cargo de ella mientras el proceso de atención continúa y la posibilidad de peligro ya no exista”, afirmó.

La presidente del DIF Chavira Gamboa dijo que el caso se trabaja bajo dos vertientes de la restitución de derechos, la primera que se basa en que la menor continúe vinculada con su familia, si es que no representa riesgo para su integridad o desarrollo, y que es en esa etapa en la que se encuentran actualmente.

La titular del DIF estatal comentó que de no haber funcionado esa primera alternativa, se hubiera utilizado la otra vertiente, que incluye la búsqueda de un hogar con las familias de acogimiento o a través de un proceso de adopción como el que se realiza comúnmente.

El pasado 10 de mayo, Wilson Lenín Pacheco Barrera, se llevó con engaños a Rubí. Archivos periodísticos señalan que el individuo llegó a la colonia Punta Oriente a invadir una de las viviendas que estaban abandonadas, se acercó a la familia y se ganó la confianza de los padres de la menor, hasta que un día se le llevó en base a engaños.

Luego de varios días de intensa búsqueda, Rubí fue localizada en Tabasco, muy cerca de la frontera con Guatemala, a donde Pacheco Barrera pretendía cruzar de manera ilegal, sin embargo, fue en ese lugar en donde se complicaron sus planes y decidió abandonarla.

Las autoridades lograron recuperarla, pero el hondureño logró escapar.

La niña Rubí fue traída a Chihuahua y durante días permaneció bajo la custodia del DIF estatal, quien determinó entregarla a un familiar mientras todos los procesos de integración continúan.